No me había permitido de hablar sobre el tema que desafortunadamente está de moda: el coronavirus.

Al día de hoy en México, no hay mucha información y la que hay no es tan clara como debería.

Todo comenzó hace dieciocho días, un lunes dieciséis de marzo que por cierto fue inhábil a nivel nacional.

Para el domingo todos juraban que el martes irían a trabajar de forma normal y llevarían a sus hijos a la escuela, pero todo cambió de un día para otro, cuando cancelaron las clases por rumores de que el virus COVID-19 había llegado al país.

Mucha gente no entendía lo que estaba sucediendo, entre ellas yo, que tomamos una actitud de resistencia: “imposible que el coronavirus esté en México” “seguro es una conspiración de los gringos” “todo se normalizará en unos días”.

Pero poco a poco, a medida que iba surgiendo información confiable, de gente que está en un nivel superior y no la difundida por los noticieros locales y  nacionales, muchos comenzamos a tomar conciencia, por ejemplo, cuando leí una de las entrevistas a Yuval Noah Harari, entendí que era un problema real y muy grave.

Durante estas casi tres semanas, los casos de infectados han subido pero no tan exponencialmente como está ocurriendo en otros países y eso es bueno porque quiere decir que las decisiones que se tomaron desde el inicio fueron las adecuadas.

Todavía falta más de la mitad del tiempo para cumplir la cuarentena y al parecer se extenderá por más tiempo, sin embargo, pienso que es necesaria esta medida para erradicar la cadena de contagios a más personas.

Existe mucha incertidumbre como qué sucederá con la economía, otros preguntan si es un buen momento para emprender pero lo que más se quiere saber es cuándo terminará esto.

Lo que pienso es que definitivamente habrá repercusiones en lo económico, que millones de personas dejen de trabajar de un día a otro por un largo periodo de tiempo seguro traerá secuelas inimaginables que solo el tiempo revelará.

En cuanto al emprendimiento se refiere, creo que siempre es bueno tener el chip de las oportunidades activado, es verdad que también es momento que muchas empresas se adapten al estilo de trabajo remoto y quizá se adopte como un buen modelo permanente.

Otros empresarios, por la naturaleza de sus negocios y la imposibilidad de migrar a lo digital, tendrán que esperar con mucha paciencia que se retomen actividades para ejecutar decisiones inteligentes y estratégicas inmediatamente.

Será interesante comparar en el futuro el mundo post-coronavirus con el pre-3coronavirus, la adaptación, las nuevas empresas, los negocios que capitalizaron el momento, los nuevos hábitos higiénicos, los nuevos líderes mundiales, la forma de hacer las cosas y todos los cambios que se aproximan en todo el planeta.

Por el momento nos queda cuidarnos muchísimo y aportar nuestro granito de arena para evitar contagiarnos y propagar esta enfermedad mortal.

Cuéntame cómo estás viviendo la cuarentena y a qué cambios te has tenido que adaptar. Te mando un abrazo.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio
Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.