¿Cómo se puede dejar de pensar y hablar negativamente?

 Primero hay que entender que nosotros como personas somos la suma total de nuestros pensamientos y nos convertimos en lo que pensamos.

 Esto quiere decir que nosotros hacemos las cosas ya sea teniendo buenos pensamientos o malos pensamientos, al final siempre vas a obtener un resultado, si es bueno quiere decir que te permitiste transitar por tu mente pensamientos positivos y si es malo es porque permitiste entrar en tu mente pensamientos negativos.

 Entonces, si sientes que has llegado aquí porque piensas que no te gustan las circunstancias que vives en este momento y has detectado andando por tu mente más de un pensamiento negativo como la duda, el miedo, la indecisión, la auto culpa y la autocrítica, estás en el lugar indicado:

 Así que veamos ¿cómo eliminamos estos pensamientos negativos?

 El primer paso para dejar de pensar y hablar negativamente es:

 [PASO 1] Conviértete en un “amo consciente”

 Lo principal de este punto es ver la mente como un reino donde tú eres el rey quien lo gobierna.

 Ese amplio reino está dividido en dos zonas, una es donde se encuentra la población de los pensamientos positivos y en la otra zona está la población de los pensamientos negativos.

 Al estar estos pensamientos dentro de tu reino, tú eres el que los gobierna.

 Tú decides como rey si en tu reino permitirás que sean los pensamientos positivos que vivan como la mayoría expulsando a los pensamientos negativos o si les darás chance a los negativos que contaminen y mantengan el desorden del reino de tu mente.

 Porque de igual forma, siendo un rey débil y decaído o siendo un rey sabio que enfoca sus energías con inteligencia y que dirige sus pensamientos a cosas fructíferas, tú sigues siendo el amo que gobierna totalmente estos dos pensamientos.

 Este segundo rey enérgico y poderoso que es el que buscamos ser, se llama el “amo consciente”.

 Y para poder convertirnos en un amo consciente, debemos descubrir dentro de nosotros mismos y aceptar el hecho de que somos los únicos responsables de crear, moldear y construir nuestra vida y nuestro destino al controlar y alterar nuestros propios pensamientos.

 Nadie más se encarga de eso.

 Tu vida y tu destino no están a la merced de la suerte, de un plan divino, de tus gobernantes o de tus circunstancias, sino dependen de los pensamientos que eliges tener en tu mente.

 Así que para el primer día vamos a hacer una investigación para comprobar el tipo de nuestros pensamientos que hemos permitido transitar por nuestra mente y el tipo de resultados que hemos obtenido en nuestra vida.

 Comienza por tomar una experiencia reciente o una circunstancia con la que no estás cómodo y también realiza una lista de los pensamientos que has tenido sobre esa circunstancia:

 Por ejemplo, tomemos una persona que no le gusta su situación financiera porque su entrada mensual es muy baja y le gustaría tener más. Pero esa persona analiza qué tipos de pensamiento tiene y descubre que tiene pensamientos como: soy un inútil por ganar poco dinero, me gustaría darle una mejor calidad de vida a mi familia pero esta vida de pobreza es la que me tocó y ni modo.

 Así que ponte a investigar y comprueba la causa y efecto de tus pensamientos negativos sobre tu vida.

 [PASO 2] Conviértelo en positivo

 Una vez relacionado nuestro lenguaje con nuestras circunstancias vamos a ser más conscientes de cual elegir porque no queremos que un pensamiento negativo afecte nuestra calidad de vida.

 Ahora si tomamos en cuenta que tu actitud negativa se ha convertido en un hábito, tu lenguaje y tus pensamientos serán en su mayoría negativos y será más fácil detectarlos para comenzar a crear un lenguaje positivo.

 Así que cuando te descubras utilizando un lenguaje negativo, detente y repite: “soy un amo consciente”, de verdad, interioriza estas palabras como señal de que sabes que así como elegiste tener ese pensamiento negativo puedes elegir uno positivo y posteriormente cambia la palabra, el pensamiento o la actitud negativa, por su opuesto positivo.

 Entonces durante el segundo día, tienes que estar muy pendiente de los momentos en donde vengan pensamientos negativos o hables de forma negativa.

 Por ejemplo: si te surge una idea de un nuevo negocio o de un proyecto y automáticamente piensas “no es que eso es una mala idea o esto no se puede hacer por la crisis que hay”.

 Haz un alto en ese instante y piensa: “soy un amo consciente”

 Y cámbialo a positivo: “ok quizás suena como algo irreal esta idea pero no quiere decir que sea imposible y no voy a saber si funciona hasta comprobarlo, así que voy a realizarlo con todo el esfuerzo del mundo para lograrlo.

 ¿Vez la diferencia?

 Con estos dos pasos ya tenemos un gran avance para dejar de hablar y pensar negativamente.

 [PASO 3] Haz la dieta de la desinformación

 Por alguna razón se nos ha metido en la mente que “tenemos que estar informados”.

 Si tú le preguntas a alguien por qué ve, escucha o lee noticias te va a decir “porque necesita estar informado”.

 Lo malo de los noticieros es que la información que dan es en su mayoría negativa, bueno fuera que sea información positiva.

 Entonces lo que hacen los noticieros, más que informarnos es bombardearnos de malas noticias, problemas y crisis que no están en nuestras manos cambiar y solo se alojan en nuestra mente como ideas pesimistas del mundo.

 Así que si has detectado que tienes pensamientos y lenguaje negativo y eres una persona que usualmente mira noticias, esta es una de las razones por las que has creado el mal hábito, en lo personal tengo casi 7 años sin ver, escuchar o leer noticias y es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

 Ahora lo que te toca hacer en el día 3 es que desde que te despiertes hasta que te vayas a dormir, no mires noticias en ningún lugar, ni televisión, redes sociales, periódicos, etcétera.

 Este ejercicio trata de crear en un ambiente libre de factores negativos externos que podamos albergar en nuestro reino mental.

*** 

Si te gusto este artículo aplica el “ICE”

Interactúa con tu comentario y dame tu opinión para elevar el nivel de las ideas.

Comparte en tus redes para llevar a más personas este mensaje.

Ejecuta al menos una idea de lo aprendido para mejorar tu vida.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio
Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.