0

No te arriesgues a vivir una vida sin riesgos

Pocket

No te arriesgues a vivir una vida sin riesgos

Pienso que el adulto promedio toma pocos riesgos porque fue criado por otro adulto que tampoco era arriesgado en sus decisiones.

La educación en casa y en la escuela está normalizada a portarse bien y transitar por el camino más seguro, el que ya se conoce, el que no requiere tanto esfuerzo.

De niños nos inculcan el miedo a tratar cosas nuevas, incluso a hacer cosas normales de niños como jugar y correr.

Y crecemos de esa forma, evitando lo desconocido y buscando lo fácil: el empleo seguro, las comidas en el mismo restaurante, el mismo círculo de amigos, evitar viajar a nuevos lugares, etc.

No es que tenga algo de malo vivir así, pero existen testimonios de personas que en su lecho de muerte se arrepintieron por no haber arriesgado un poquito el pellejo, se arrepintieron de no haber intentado cosas nuevas y diferentes en su vida, de haber vivido su vida como otras personas querían y por cumplir la expectativa de los demás como padres y familiares.

No tengo duda de que a lo largo de tu vida, sea la edad que tengas, te ha dado ganas de hacer algo diferente pero el miedo te invade y logra ser más fuerte que las ganas de lograr lo que quieres y no sales de lo cotidiano en tu vida.

Robert Kiyosaki narra en su libro la forma en que su “papá rico” le dijo de niño lo que sería su vida sin riesgos :

“Si eres una persona sin agallas, cada vez que la vida te golpee, te darás por vencido. Si eres ese tipo de persona, vivirás toda la vida jugando seguro. Haciendo lo correcto, protegiéndote de algo que nunca pasará. Entonces morirás viejo y aburrido. Tendrás muchos amigos que te apreciarán porque fuiste un tipo bueno y trabajador. Te pasaste la vida jugando seguro, haciendo las cosas correctas. Pero la verdad, es que permitiste que los golpes de la vida, te llevaran a la sumisión. En lo más profundo de tu ser tenías pánico de tomar riesgos. En realidad querías ganar, pero el miedo de perder, fue mayor que el entusiasmo de ganar. En lo más profundo solo tu y yo sabremos que nunca te atreviste porque elegiste jugar seguro”.

Sorprendentemente las personas siempre están esperando resultados diferentes en su vida: quieren más dinero, vivir mejor y buenas experiencias pero no están dispuestos a cambiar las cosas que hacen ni arriesgar lo que ya tienen.

La realidad es que para ganar hay que jugar y solo los arriesgados se atreven a jugar.

Utiliza ese atrevimiento, nacimos siendo arriesgados, mi hija es arriesgada, no le tiene miedo a saltar y correr, espero nunca lo dejé de ser y espero nunca infundirle miedo a su natural forma de ser.

Atrévete a ser arriesgado para que dentro de 40 años no te lamentes por lo que nunca te arriesgaste a hacer.

Comenta en la parte de abajo qué cosas harías si se eliminaras el miedo en tu vida de tomar riesgos. Gracias por compartir.

Pocket

Fabricio Mena

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.