0

Qué elegir entre trabajar por dinero o por tu pasión

Trabajar por dinero o por tu pasión

Hace 4 años vendía jugos en un estacionamiento. Hace 3 años vendía jerseys de equipos europeos de fútbol, y medio año después cuando no estaba en su pico el negocio de los foodtrucks, me planteé la posibilidad de abrir uno de pizzas, al final no lo hice.

Pero ese par de veces que emprendí, fue con el objetivo de ganar dinero.

Importaba poco si era algo que me gustara o no, al final mi interés era la retribución económica, incluso mi empleo lo tengo porque terminé mi carrera y tenía que trabajar en algo para ganar dinero.

No es que no me guste lo que hago, pero antes de entrar a trabajar ni siquiera sabía lo que iba a hacer.

Quiero que no me confundas, no hay nada de malo en desear la abundancia económica.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar| Suscribirse: iTunes | iVoox

De hecho, mi negocio actual lo emprendí como parte de la meta que tengo de ganar un millón de pesos en un año.

Porque desde que leí Padre Rico Padre Pobre, se instaló en mi mente que todas las personas podemos y debemos buscar la libertad financiera.

Aún no he llegado a esa meta.

Y me falta muchísimo, pero es algo realmente quiero que suceda y estoy trabajando por ello.

Las personas podemos hacer muchas cosas por dinero. El problema radica en la razón por la que lo hacemos.

¿Realmente es algo que disfrutas?

Kiyosaki dice que todos tenemos una parte necesitada en nuestro interior y generalmente sale a relucir cuando aceptamos hacer algo que no nos gusta para obtener dinero.

Todos los días, el mayor porcentaje de personas con un empleo, van con el objetivo principal de conseguir un sueldo que les proporcione “seguridad” y el poder satisfacer algunas necesidades básicas.

Pero sería interesante pregúntales:

¿Te gusta el trabajo que estás haciendo?

No dudo que haya maestros, abogados o presidentes de compañías como Google o Uber (no son los dueños) que les apasione su empleo, pero las estadísticas dicen que a la mayoría no.

Según una encuesta del 2009, al 74% de los mexicanos no les gusta su trabajo y posiblemente tú seas una de esas personas.

Entonces cuando haces las cosas solamente pensando en el dinero, no despiertas todos los días con la misma energía, tu motivación baja, te sientes cansado, de mal humor y solo estás esperando a que llegue la hora de salida porque ya no soportas ese ambiente que te abruma.

Y en el emprendimiento sucede lo mismo, no deberías iniciar un negocio pensando en el dinero como me sucedió a mí en algunas ocasiones, porque emprender no es fácil y requiere que te encuentres en un estado mental que te permita enfrentar los momentos difíciles, por lo tanto, sin la motivación suficiente de hacer lo que te gusta es casi seguro que lo abandones.

¿Qué verdad hay sobre seguir tu pasión, hacer lo que te gusta y automáticamente llegará el dinero?

La verdad es que automáticamente no va a llegar ni un solo peso por más que te guste lo que hagas, pero es más fácil tener paciencia a que llegue cuando estás persiguiendo lo que te apasiona.

Muchas personas trabajan o tienen un negocio y debido a sus circunstancias actuales no pueden dejarlos porque tienen responsabilidades económicas grandes como mantener a un hijo por ejemplo.

Pero la realidad es que esto no es un impedimento para comenzar a hacer algo que te guste.

Siempre vas a tener tiempo de desarrollar esa actividad para la cual naciste.

Hay personas que han dejado su empleo o su negocio para seguir su pasión por ejemplo Ajay Naik, un ingeniero en software que le dio un giro total a su vida cuando dejo su trabajo para dedicarse a la agricultura hidropónica, lugar donde encontró su pasión.

Entonces ¿qué elegir entre trabajar por dinero o trabajar en tu pasión?

Yo he visto solo un tipo de respuesta a esta pregunta, “siempre debes elegir lo que te gusta” pero yo pienso que debes escoger las dos.

En primer lugar no pospongas hacer lo que amas hacer para el día de mañana porque tú no sabes si el día de mañana vas a despertar.

Y en segundo lugar, busca la manera de monetizar tu pasión porque siempre habrá algún camino para encontrar el dinero que te permita vivir de lo que te gusta hacer, las posibilidades son infinitas.

Sal de la trampa de trabajar por dinero, de hacer algo que no te gusta por dinero y de emprender un negocio solo por dinero.

Escapa lo más pronto posible de tu lado necesitado y comienza hacer las cosas que amas hacer.

Aunque sea un cliché, solo tienes una vida, así que construye una vida que valga la pena amar.

¿Qué te pareció este artículo? ¿Te gustaría trabajar por dinero o por tu pasión? Escríbelo en los comentarios de abajo y comparte este artículo en tus redes sociales ¡Gracias!

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.