0

Desarrolla la terquedad absoluta

Tengo una hija muy  inteligente y preciosa de cuatro años que ha empujado mis límites de amor y de paciencia bastante lejos. De ella he aprendido muchas cosas pero hay una que destaca sobre las demás, en verdad me sorprende lo persistente, perseverante y terca que se vuelve cuando quiere conseguir algo.

Según mi esposa la niña consigue lo que quiere conmigo porque me sabe controlar y prometo que no es verdad. Reconozco ese noventa y cinco por ciento del tiempo cuando debo ponerle límites. Sin embargo, cuando quiere algo, no importa el número de “NO´s” que reciba de mi parte y las razones por las cuales no lo obtendrá, ella se pone en un plan de terquedad absoluta para conseguirlo.

Como dije arriba, sé qué cosas puedo permitirle y cuando puedo ceder ante esa terquedad por el nivel de insistencia al que llega. Cuando sucede siempre pienso “esta niña se lo ganó”.

Esta terquedad que por alguna razón se desata en la infancia se va mermando a través del tiempo en cada individuo. Quizá como padres no es algo que festejemos a un hijo porque en ocasiones se vuelve demencialmente irritante. Pero ojo, ser absolutamente terco, persistente, perseverante, tenaz o como le llames, es una de las herramientas más poderosas con la que podemos estar equipados de adultos. Porque es la que nos permite ignorar los “NO´s”, las caídas, los tropiezos y las fallas cuando queremos conseguir algo.

Cuando crecemos parece que los fracasos nos duelen más, después de la lenta recuperación actuamos con más precaución y nos volvemos excesivamente precavidos. Un “NO” como respuesta se vuelve para la mayoría el fin del mudo y con tal de no salir lastimados muchos otros ni siquiera se atreven a ponerse en la posición de una posible negativa.

En lo practico no hay emprendedor exitoso que no haya sido un terco absoluto. Piensa en tu favorito, por ejemplo, Steve Jobs fue despedido de su propia compañía y en el lapso de más de diez años cuando fue recontratado fundó dos compañías sumamente exitosas, la primera es Pixar y la segunda fue NeXT que Apple compró y se volvió en el núcleo de su resurgimiento. La terquedad reinó en su vida y consiguió lo que quiso cunado lo quiso.

Elon Musk fue rechazado por los rusos para fundar SpaceX, casi quiebra seis años después de su fundación, han tenido que pasar por muchas explosiones de cohetes y otras tantas dificultades antes de por fin lanzar a los primeros astronautas con su empresa hace unas semanas. Su terquedad fue fundamental para continuar su compañía X.com cuando le dieron la espalada muchos de sus empleados y cuando otros no creían en el proyecto, finalmente la compañía fue un éxito total y fue vendida por varios millones de dólares.

La lista sigue y tú los conoces y reconoces esa habilidad de ser absolutamente terco, no hay más. Para obtener lo que quieres en la vida tienes que ser terco como Elon Musk, Steve Jobs o Bill Gates.

Ser absolutamente terco es jamás aceptar un NO como respuesta, es buscar una ventana abierta cuando se cierra una puerta y cuando esa ventana también se cierra es hacer un hueco o tumbar la pared, romper cualquier cosa que sea necesaria para seguir avanzando y es levantarse inmediatamente después de caerse hasta conseguir la meta anhelada.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.