2

4 estrategias para solucionar la falta de tiempo

solución a la falta de tiempo

Yo creo que la mayoría las personas hemos sentido en varias ocasiones que no tenemos tiempo para todos los pendientes que necesitamos realizar durante el día.

Esta situación nos hace sentir estresados, nos pone ansiosos y frustrados.

Más tarde en la noche, antes de ir a la cama, nos damos cuenta que realmente no realizamos muchas de esas tareas que teníamos pendientes.

Un bloqueo mental y la falta de acción se hicieron presente ante nosotros porque estábamos sobrecargados y nuestra efectividad disminuyó tanto que al final terminamos por sentirnos muy insatisfechos.

¿Por qué sucede esto? ¿No contamos con suficiente tiempo en el día? ¿Es real esta falta de tiempo?

Desde luego que todos tenemos el tiempo suficiente para hacer las cosas que queramos.

Todas las personas iniciamos cada día con veinticuatro horas, ni un minuto más ni un minuto menos, el problema se encuentra en cómo utilizamos ese tiempo.

Generalmente nuestra atención la enfocamos en realizar tareas, atender desafíos y exigencias del momento.

Por lo tanto, constantemente estamos con esa sensación de que se nos escurre el tiempo entre las manos.

Hoy quiero compartir contigo 4 estrategias que te ayudarán a solucionar la falta de tiempo y a utilizarlo de una manera que te conduzca al éxito cada día:

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

1- Cambiar la estructura del tiempo.

Una solución para cuando sientas que una actividad en el presente comience a estresarte, es enfocar tu atención en el pasado o en el futuro de una forma que te permita salir de ese sentimiento de angustia.

Por ejemplo, cuando tenemos un reto en el presente como salir a hacer ejercicio, sabemos que realizarlo implica una serie de pasos, como salir de la cama, vestirnos con la ropa adecuada y comenzar el ejercicio.

Esta situación nos deja con la idea que realizar ejercicio es mucho trabajo, por lo tanto, lo postergamos  y nos excusamos diciéndonos que no tenemos tiempo para hacerlo porque tenemos muchas cosas urgentes que hacer como ir de compras al supermercado o sacar la basura.

Pero en vez de enfocarnos en el presente con las tareas que implican salir a trotar o ir al gimnasio, podemos enfocar nuestros pensamientos en el futuro.

Por ejemplo, pensar en el resultado que obtendremos de salir a trotar por una hora o ver el número de calorías que quemaremos y mirar nuestro cuerpo más delgado y tonificado, nos motivará y nos hará sentir de una manera diferente, lo cual hace que le demos un cambio total a las cosas en el presente.

2– Distorsionar el tiempo.

La clave para distorsionar el tiempo, es enfocarnos de manera completa en la actividad o tarea que estemos realizando y no en mirar el reloj cada cinco minutos para ver cuánto tiempo nos falta.

Cuando realizamos una actividad que nos gusta mucho, nos concentramos tanto en ejecutarla, que perdemos la noción del tiempo porque estamos totalmente concentrados en esa tarea.

Por ejemplo, a mí se me pasan las horas “volando” cuando leo un libro, porque realmente es algo que disfruto mucho y me concentro en esa actividad al cien por ciento.

Pero si estás realizando una tarea que no te gusta o si estás en tu trabajo y ya terminaste las actividades que te fueron asignadas y te quedan tres horas para registrar tu salida, estar pendiente del reloj te va a parecer una eternidad.

En lugar de eso, puedes distorsionar el tiempo adelantando tareas pendientes que tengas por realizar o puedes aprovechar el tiempo para leer un libro que te va a ayudar a desarrollarte y a pensar de una mejor manera.

3– Urgente VS Importante

Lo importante es lo que se inclina a la realización de nuestros sueños y metas.

Mientras que lo urgente son las cosas que exigen atención inmediata y no necesariamente son cosas importantes.

He escuchado de personas cercanas e incluso a mí también me ha ocurrido, que a pesar de haber realizado una gran cantidad de tareas durante el día, sienten como si hubieran realizado muy pocas cosas.

La razón por la cual esas personas y yo nos sentimos de esa manera, es porque realizamos cosas que eran urgentes pero no eran importantes.

Comúnmente durante el día, le damos más importancia a las cosas que de cierto modo nos exigen una atención inmediata.

Por ejemplo, en ocasiones me sucedía que cuando recibía un mensaje por whatsapp en el teléfono o una notificación de un mensaje por Facebook, inmediatamente agarraba mi teléfono para ver qué era lo que había recibido.

Pero lo cierto, es que el cien por ciento de estas notificaciones  eran cadenas inútiles o memes sin importancia.

Podrá parecer algo mínimo, pero se desperdicia mucho tiempo en el día, al ponerle atención a ese tipo de actividades que no aportan nada para la realización de nuestros sueños.

En cambio si tú seleccionas en el día las actividades más importantes, las que tienen un beneficio a largo plazo, al final del día aun hayas hecho solo una de esas actividades pero fue algo importante, te vas a sentir satisfecho.

Y creo que así nos pasa a la mayoría de las personas, podemos desperdiciar horas y horas sentados frente a la computadora o en el celular revisando nuestro muro de Facebook.

Pero por el lado contrario tenemos un libro que compramos hace meses y que sabemos que leerlo va a realizar un cambio en nuestras vidas, pero siempre aplazamos su lectura porque nunca encontramos el tiempo para leerlo entre las urgencias de llevar a lavar el automóvil, ver una serie en Netflix y revisar nuestras redes sociales.

Para cambiar esta situación, haz una lista de cosas por hacer.

A muchas personas les funciona hacerla desde una noche antes.

Marca las actividades importantes, intenta que no sean demasiadas ya que esto te aturdirá y volverás a sentirte angustiado.

Por último, dales prioridad muy por encima de las cosas urgentes.

4 – Ahorrar tiempo

Realmente el tiempo no se pude ahorrar.

Si crees que te ahorraste un hora el día de hoy realizando una actividad, déjame decirte que mañana no vas a amanecer con veinticinco.

Lo que si te puedes ahorrar,  son muchos dolores de cabeza en el caso de que tengas una meta que quieres alcanzar, aprendiendo de la experiencia de las demás personas que ya han logrado lo mismo que tu quieres.

La sensación que esto produce es un “ahorro” de tiempo, porque reducirás el tiempo que una persona utilizó en cometer errores y corregirlos y que en el caso que aprendas de ellas, tú ya no cometerás.

En cambio, si nuestra estrategia para alcanzar ciertos resultados es a base de prueba y error, es cien por ciento seguro que perderemos mucho tiempo.

Una de las maneras de aprender de otras personas es leyendo sus biografías y estudiar la información de sus mejores prácticas.

Recuerda que el tiempo es un recurso no renovable y uno de nuestros dos mayores activos, por lo cual debemos aprender a utilizarlo y sobre todo apreciarlo.

No permitas que las cosas banales y las distracciones diarias te roben tu tiempo, utilízalo de manera inteligente para que te guíe hacia la realización de tus sueños.

¿Que otra estrategia puedes añadir a la lista? Coméntalo con nosotros en la parte de abajo ¡Gracias por compartir!

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

2 Comments

  1. La mejor forma de ganar tiempo es esta: Mantén apagada siempre la TV y si acaso enciéndela sólo justo para ver un programa concreto que te interese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *