0

Reflexiones sobre “Rebelión en la granja”

Libro Rebelión en la granja

Sobre “Rebelión en la granja”

Fue escrita por George Orwell en el año 1945 y de acuerdo con ciertos análisis, este libro tiene un trasfondo político muy polémico para aquella época.

Evidentemente este blog es cero por ciento político, sin embargo, creo que es un excelente libro que vale la pena leer sobre todo para las personas que no conocemos muchos aspectos de este tema.

Su lectura es perfecta para ampliar nuestra visión y podamos construir una idea más clara y completa de una esfera tan compleja y complicada como la política.

De manera breve, la novela trata sobre la independencia en una granja de animales sobre su dueño, el despreciado humano que los maltrataba y utilizaba para su propio beneficio, básicamente lo echan de su propia granja.

Poco a poco los animales felices de su victoria vuelven a ser sometidos por un grupo de cerdos que tomó el liderazgo y control de la granja.

En cierto momento los cerdos comienzan a cometer atrocidades en contra  de los animales, incluso peores que las de su antiguo dueño porque el mal trato era justificado con los mismos ideales que los hicieron libres.

Inserta el texto de este libro en el tipo de gobierno de tu país y estoy casi seguro que encaja a la perfección su descripción.

Reflexiones

Independientemente de las razones por las que una persona o partido político busque tener el control de un gobierno,  sea con buenas intenciones o con malas intenciones (disfrazadas de buenas intenciones) el gobierno termina por convertirse en un colectivo egocéntrico, segado por la ambición y codicioso (más otra buena cantidad de adjetivos negativos).

Ahora bien, es posible que existan gobiernos extremistas que puedan afectar demasiado a la gente de un país, sin embargo, el gobierno estándar que es malo o imperfecto por naturaleza, que toma constantemente decisiones erróneas y que puede perjudicar en muchas cosas a la gente, se encuentra absuelto de las cosas que suceden en tu vida, sean buenas o malas.

La mayoría de las personas ha hecho parte de su discurso diario que la culpa de todas las cosas que les sucede las tiene el gobierno.

Sí, hay gobiernos malos y los hay muy muy malos.

Pero para poder avanzar y lograr cosas importantes hay que aceptar que nuestro éxito en la vida depende de totalmente de nosotros porque igual ha triunfado gente en países generalmente pobres como en países más desarrollados.

Es fácil decir que si no hemos logrado triunfar en un negocio es por culpa del gobierno y su falta de apoyo, lo curioso es que si el gobierno fuera bueno y nuestro negocio siguiera fracasando, probablemente encontraríamos otro culpable para nuestro fracaso.

Conclusión

Es bueno participar en las cuestiones políticas que se relacionan con elegir un gobierno pero sin obsesionarse porque más importante es hacernos cargo de las decisiones de nuestra propia vida, lo externo es imposible controlarlo y lo interno, lo que es nuestro, es lo único que podemos controlar.

Cuéntame en la parte de abajo si ya leíste el libro y comparte este artículo en tus redes sociales.

Dibujo por: Ralph Rteadmans

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.