0

4 razones para elegir un sueño hoy mismo

Razones para elegir un sueño

Cada persona tiene o ha tenido un sueño dentro de su corazón.

Desde que somos pequeños, nos volvemos expertos soñadores, somos como maquinas construidas para generar sueños.

Es posible que un día nos decidamos por uno en especial. Ese sueño que sabemos que es para nosotros y que nacimos para cumplirlo.

Pero llega el crudo momento en el que creemos que no es factible lograrlo porque nos enfocamos en lo que no tenemos para materializarlo y poco a poco se va apagando la flama de ese sueño que teníamos dentro de nosotros y es probable que hasta nos de miedo volver a elegir otro.

Hay una pequeña historia de un pescador que se encontraba en la orilla de un río y estaba siendo observado por una persona desde la otra orilla.

Cada vez que el pescador sacaba un pez, lo medía con una regla rota que tenía. Si el pez era más grande que su regla, lo regresaba al río de manera inmediata.

La otra persona sorprendida de lo que el pescador estaba haciendo, se acercó a él y le preguntó: ¿Por qué estás regresando los peces más grandes de vuelta al río? ¿A caso tienen mal sabor o tienen más espinas que los pequeños?

El pescador le respondió: La verdad es que los grandes saben igual de rico que los pequeños pero esta regla es de la misma medida del sartén que tengo en mi casa para cocinarlos.

El mensaje de esta breve historia, es que al igual que el pescador regresaba los pescados grandes al río porque no alcanzaban en su sartén, las personas tienen un sueños grandes, pero se enfocan en sus circunstancias actuales y piensan que es imposible realizar ese sueño y tristemente terminan por regresarlo al río de la vida.

Hoy quiero compartir 4 grandes razones para elegir un sueño y no te pase como al pescador del cuento:

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

1 – Te señala el camino

No tener un sueño es como si te subieras a un avión y no supieras a dónde estás viajando, por ejemplo, no sabes si te diriges al norte o al sur o a dónde vas a llegar.

Los sueños son una brújula, y debes identificar cuál es tu sueño, de lo contrario no sabrás si con las acciones que estás realizando, estás avanzando.

No debemos movernos en cualquier dirección sin saber cuál es ese sueño que deseamos alcanzar, porque nunca saldremos de nuestra zona confort.

2 – Te ayuda a crecer personalmente

Cuando eliges un sueño, encontrarás cosas que tienes a tu favor para realizarlo y también hallarás algunas cosas nuevas que necesitarás aprender o pulir en el caso de ya contar con ellas.

De lo contrario, al no tener un sueño, nunca sabrás las cosas que necesitas mejorar para materializarlo y perderás todas las oportunidades que pasarán frente a tus ojos.

En otras palabras, teniendo un sueño comenzamos a ver y a desarrollar talentos que antes no creíamos poseer.

3 – Te ayuda a enfocarte en las cosas importantes

Una vez escuché la entrevista que le realizaron a un boxeador mexicano, unos días antes de la pelea más importante de su carrera.

En la entrevista explicaba que llevaba seis meses entrenando para la pelea.

Su rutina consistía en levantarse todos los días de la semana a las cinco de la mañana y corría cuatro horas en las montañas con temperaturas cercanas a los cero grados.

Su alimentación era a base de pasta sin sal y sin ningún tipo de salsa y se dormía a las 8 de la noche todos los días.

Comentó que ya no aguantaba más, que toda esa preparación era un sufrimiento para él, pero sabía que era necesario sacrificar noches de fiesta o comer otro tipo de alimentos para estar en excelente forma para la pelea.

Así que para tener éxito, tienes que estar dispuesto a pagar el precio.

Si tú eres una persona que tiene una gran sueño, sabrás a lo que debes renunciar para alcanzarlo y concentrarás tu atención en ejecutar las actividades que te acercarán día con día para su realización.

4 – Predice tu futuro

Es real, se puede predecir el futuro.

No me mal interpretes, suena extraño, pero yo tampoco lo creí hasta que comprendí que cuando tenemos un sueño, realmente estamos mirando hacia el futuro.

El sueño es una visión de lo que puede ser nuestro, lo que queremos ser o lo que queremos vivir.

Podemos elegir el sueño que queramos y si nos esforzamos para cumplirlo, tenemos una gran probabilidad de lograrlo, tal vez no sea una garantía, pero tener un sueño aumenta la gran posibilidad de tener éxito y materializarlo.

Atrévete a tener grandes sueños, no importan tus circunstancias actuales, tu puedes trabajar para cumplirlo sin importar donde te encuentres hoy.

¿Cuál es ese sueño que quieres alcanzar? Escríbelo en los comentarios de abajo y comparte este artículo a una persona para agregarle valor a su vida ¡Gracias!

¿Ya elegiste el sueño que quieres vivir?
Ahora tienes que lograrlo y aquí está la solución

En "7 PASOS PARA MATERIALIZAR UN SUEÑO"  descubrirás los pasos precisos que tienes dar para hacer realidad ese sueño que tienes en mente, recuerda que este libro viene con una infografía que podrás imprimir para tener siempre presente tu sueño y no pierdas el rumbo hacia él.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Emprendedor y conferencista. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que diseñes para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *