0

Quiero comprar una franquicia, ¿será buena idea?

Quiero comprar una franquicia

¿Qué es mejor, comprar una franquicia o comenzar un negocio propio desde cero?

Esta puede ser una pregunta bastante común, con sesenta y cinco millones de búsquedas mexicanas en Google, yo pienso que muy común.

De hecho yo me lo pregunté varias veces antes de iniciar mi propio negocio.

Sin embargo, pudiera ser que no haya una respuesta correcta a esta pregunta.

Ahora desde un punto de vista personal y basado en lo que he hecho en el mundo de los negocios, quiero listar una serie de ventajas y desventajas de cada tipo.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

Ventajas y desventajas de una franquicia:

Sobre el precio: lo tomaría como una desventaja porque el costo de una franquicia decente, puede ir desde los cientos de miles de pesos y elevarse hasta los millones de pesos. Osea que para adquirir una franquicia se requiere una suma fuerte de capital inicial.

Sobre las comisiones: existen comisiones que tendrás que pagar al adquirir una franquicia. Por mencionar algunas, existen comisiones por apertura, por publicidad y por dinero generado en tu negocio. Por ejemplo, el restaurante de tapas españolas 100 MONTADITOS paga el 7% de sus ingresos al franquiciador.

Es prácticamente una renta mensual o anual por usar el nombre y la marca del negocio.

– Sobre las decisiones: Literalmente no puedes tomar decisiones sobre cambios en el producto, decoración o cualquier cosa sobre el sistema de la franquicia.

Deberás seguir al pie de la letra las reglas del franquiciador si deseas conservar la licencia del negocio. Por ese lado no podrás expresar tu lado creativo.

Entre las ventajas que encuentro es que algunas franquicias (no todas), son negocios probados con un reconocimiento de marca que te darán la facilidad de vender  y generar ingresos desde el día uno.

Sin embargo, tener una franquicia no es sinónimo de éxito.

Es posible que un restaurante de tacos de cochinita pibil funcione bien en la Ciudad de México pero no tenga la misma suerte en Guadalajara.

Yo he visto franquicias aquí en Mérida que no han funcionado y han tenido que cerrar, incluso franquicias grandes.

Otra razón por la que hay una cierta inclinación de emprender comprando una franquicia es la creencia de que puedes hacer mucho dinero y rápidamente con una, pero yo estoy seguro que no es así, al menos que tengas un millón de dólares para comprar un Mc Donald´s, de hecho si tienes el millón ya te tardaste en comprarla.

Ahora hablemos sobre las ventajas y desventajas de los negocios propios:

Para mi tienen más ventajas que desventajas y las ventajas simplemente son lo contrario de las desventajas de una franquicia.

En cuanto al precio, tu puedes empezar un negocio “sin siquiera tener un peso” o con el mínimo dinero de inversión.

¿Cómo?

La respuesta es subcontratando.

Paso uno, detecta un producto que quieras vender u ofrecer en renta, habla con el dueño de un negocio que ya lo está haciendo, dile que vas a promover sus productos y que te dé un precio especial.

En el paso dos, abres una página de Facebook, le pones tus datos y comienzas a probar si el negocio es factible (una opción totalmente válida).

En el caso que quieras crear un nuevo producto o servicio porque se está desbordando tu creatividad, por ejemplo, hamburguesas verdes, accesorios de lujo para conejos o viajes turísticos para youtubers, hazlo desde lo más básico con un producto mínimo viable.

Esto quiere decir, vender algo cuidando tus gastos iniciales.

No rentes un lugar exclusivo y caro para vender tus hamburguesas verdes, comienza desde tu casa, ofreciendo servicio a domicilio y haciéndolas tú mismo.

Como puedes ver, no necesitas un gran financiamiento para comenzar tu negocio (otra ventaja).

Quizás tienes ahorros que te pueden servir para comprar la materia prima y fabricar cinco diseños de joyería para los conejos, lo demás aspectos como promoción, atención de clientes y cobros, lo puedes hacer a través de internet si gastar un peso.

Otra ventaja es que no tienes que pagar comisiones a nadie, lo que ganas es para ti y tu negocio, las decisiones sobre tus productos, el marketing, los colores, el nombre, los cambios y el sistema son tuyos, no tienes que seguir las reglas de otras personas.

Esto te permitirá ajustar detalles en tu negocio que funcionen para crecer y desarrollar tu creatividad, a tu ritmo, con tus gustos y tus propias ideas.

En cuanto a desventajas solo se me puede ocurrir una.

Comparando un negocio desde cero contra una franquicia muy reconocida ni siquiera lo tienes que pensar porque a diferencia de una franquicia, generar el flujo de dinero que te permita superar la barrera del año con un negocio propio es un parto muy doloroso.

Sin embargo se puede lograr y existen casos de éxito donde el negocio llenó un vacío en el mercado tan necesitado que triunfaron desde el principio, pero, no todos los negocios funcionarán de esa manera.

Por lo general un negocio cuando comienza a tener éxito, no es ni la mitad del que era en un principio y se requiere mucho tiempo, trabajo duro, capacidad de probar, facilidad para aceptar errores y estar dispuesto para cambiar de dirección.

Ahora comparando un negocio propio contra una franquicia medianamente conocida, definitivamente me quedo con el negocio propio, porque con este tipo de franquicias vas a lidiar con los mismos problemas de un negocio que comienza desde cero a un costo mucho mayor.

Como dije más arriba, no hay una respuesta correcta para la pregunta inicial.

Tu decisión dependerá de ciertos factores como tu filosofía sobre lo que quieras lograr, tu solvencia económica o tu capacidad de negociar un préstamo para financiar tu proyecto.

También puedes platicar con dueños de negocios y preguntarles su opinión sobre qué tipo de negocio es mejor.

Y lo más importante para mí, es que aproveches tu activo más valioso, el tiempo.

Comienza a vender algo ya y conforme avances puedes ir cambiando de dirección.

De hecho tu éxito en los negocios, sin importar cuál de los dos sea, dependerá de la manera en que inviertes tu tiempo.

¿Qué te pareció este artículo? ¿Qué tipo de negocio iniciarías tú? coméntalo conmigo y si crees que puede interesarle esta información a alguien más, compártelo, gracias!

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.