0

Procede aunque no tengas ganas de hacerlo

Tengo una lista de tareas por hacer para mis distintos proyectos y metas: jugar con mis hijos, trabajar, hacer los pendientes del negocio, comer bien, estar enfocado, ser positivo, evitar las noticias y los comentarios negativos, leer, escribir y publicar, entre otras.

¿Termino haciéndolas?

Si.

¿Con todas las ganas del mundo?

A veces no.

Siendo sinceros, la disciplina es un músculo muy duro de ejercitar además las personas somos flojas por naturaleza y eso lo complica más, preferimos siempre lo más cómodo o fácil. En ingeniería para explicarnos ciertos conceptos o formulas nos decían que la corriente es floja y que siempre toma el camino de menor resistencia, o sea el más facil. No seas corriente o bueno no seas como la corriente. Tienes que ejercitar la autodisciplina porque si no lo haces, estás poniendo en juego tu felicidad, tu éxito, tu salud y cualquier sueño que quieras alcanzar en el futuro al comprometer y exponer esas metas al fracaso.

Brian Tracy dice que “La cualidad más importante para el éxito es la autodisciplina”.

Él le llama autodisciplina, yo le llamo fuerza “PRÁNTEGHA” que significa Procede Aunque No Tengas Ganas de Hacerlo.

Ejecutar lo que tenemos que hacer en el momento que debemos de hacerlo parece sencillo pero no lo es. Cuántas veces has preferido ver Netflix o perderte en las redes un par de horas en lugar de leer un libro que te ayude a crecer intelectualmente. Y esa es una de muchas tareas. Esto sucede porque las ganas de no hacer lo que sabemos tenemos que hacer son más grandes que lo contrario y nos rendimos muy fácil.

Cuando careces de autodisciplina y te vas por el camino fácil estás tomando una dirección opuesta a las cosas que deseas lograr y te conviertes en una persona egoísta que se centra solamente en la gratificación instantánea.

Por un lado, entiendo que de niño te obligaron a ser disciplinado en cosas aburridas o cosas que no querías, pero por el otro ya no eres un niño.

Al principio es muy fácil perder el enfoque de las tareas o actividades que tenemos que hacer cuando debemos. Primero porque no estamos acostumbrados y segundo porque impone un cambio en nuestra vida y el cambio es una señal con una frecuencia que preferimos no sintonizar. Pero una vez que comienzas a ejecutar lo que no tienes que hacer se va convirtiendo en un hábito hasta que se nota natural, como sucede con los emprendedores altamente efectivos. A ellos los vemos hacer muchas actividades que no notamos cuando no quieren hacerlo porque lo han naturalizado en su vida. Por ejemplo, Michael Jordan lo veíamos desempeñarse como un toro en la cancha pero cuántas veces lo hizo a pesar de estar enfermo o sentirse cansado, eventualmente muchas más de las que creemos.

Acostúmbrate a la disciplina, sus beneficios superan totalmente cualquier aspecto de tu zona de confort en el largo plazo y sin duda es una de las primeras acciones que tenemos que hacer para comenzar a notar cambios positivos en nuestra vida.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.