0

¿De verdad vas a permitir que te manejen ellas?

Pocket

No es un secreto que no somos eternos, sin embargo, vivimos como si lo fuéramos.

No somos conscientes que el tiempo en este mundo es limitado y se nos hace fácil desperdiciarlo.

Pero el tiempo no vuelve y lo que dejaste de hacer ayer, puede que hoy sea demasiado tarde retomarlo.

Dijo alguien alguna vez que “lo que no te cuesta no lo aprecias”.

Y la verdad es que el tiempo que tenemos en nuestra vida y la oportunidad de vivirla es el mejor regalo que nos han hecho.

Pero como es gratis, muchos no saben aprovecharlo.

Una de esas personas era yo, de hecho, sigo luchando contra los distractores para tratar de no perder mi valioso tiempo.

Por ejemplo, hace unos años que hice cambios en mi Facebook para no distraerme y un día alguien me dijo que había un apartado dentro de la aplicación para comprar cosas, el famoso “market place”.

Un día entré a ver qué cosas había y descubrí la maravilla de que vendían libros.

Cientos de personas publicando libros para vender de ediciones y portadas antiguas, libros valiosísimos a precios muy económicos.

Enseguida me enganché y comencé a pasar horas buscando libros.

Tal vez pienses: “oye Fabricio pero al menos estabas buscando algo importante como los libros”.

Pero el punto es que me distraía de mis actividades importantes para entrar al Facebook y dejaba de hacer las cosas que valían la pena.

No es que esté mal tomarse unos minutos de relajación, pero a veces eran horas el tiempo que lo hacía.

La verdad es que a muchas personas les sucede lo mismo con otras aplicaciones como Instagram, twitter o las que reaccionan a cada mensaje que les llega por whatsapp.

Todas estas distracciones modernas nos alejan de lo más importante que tenemos, nuestras metas y lo peor es que no nos damos cuenta porque nos roban este tiempo en silencio, poco a poco.

Por eso es tan fácil hacer entretenimiento en nuestros días, porque muchas personas que no tienen metas en su vida, no tienen un “por qué” ni un “pa´ donde” que le diga “oye no te distraigas del camino, yo sí soy importante”.

A final de cuentas, es más fácil y cómodo pasar la tarde viendo videos de Youtube que sentarse a descubrir qué es lo que nos gusta hacer y qué estaríamos dispuestos para conseguirlo.

Muchas personas creen que las veinticuatro horas del día son insuficientes para hacer todas las cosas que desean y se lamentan del poco tiempo que tenemos.

Pero el gran filoso Séneca dice: “no es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho”.

Y lo perdemos con los ladrones del tiempo modernos, las aplicaciones, sucumbimos a ellos como si tuvieran un gran poder.

Pero el poder lo tienes tú para manejarlas de forma correcta.

Qué te parece si en lugar de entrar a Facebook o Instagram cada 5 minutos para ver el chisme de la vida de otras personas y compartir memes, decides entrar al día solo 5 minutos para ver tus redes y así tener más tiempo para tus verdaderas metas y para hacer lo que realmente importante.

Ayúdame a crecer compartiendo esta publicación en tus redes sociales, gracias.

Pocket

Fabricio Mena

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.