0

PCP VS. PPI

Por muchos años fui el rey de las excusas, para todo tenía una disculpa, por ejemplo, si llegaba tarde o si me iba mal en la escuela, siempre encontraba al culpable que casualmente nunca era yo.

No creas que salía a la calle y gritaba a los cuatro vientos, dejándoles saber a las personas que mis errores no eran mi culpa.

No.

Y en realidad esto es lo más penoso de todo.

Cuando algo me pasaba, me encontraba conmigo mismo y me susurraba al oído las razones por las que otras personas eran las responsables de mis errores.

En fin, siempre tenía un buen pretexto para cada situación comprometedora, lo curioso es que esta forma de ser podía reconocerla en muchas personas, así que se me hacía de lo más natural.

Penosamente era una persona con pretextos (PCP) y no me daba cuenta.

Los pretextos o las escusas son una barrera entre lo que somos y lo que queremos llegar a hacer.

Independientemente de tus objetivos en la vida, tú te ubicas en un punto “A” y donde quieres llegar está en el punto “B”.

No es ninguna ciencia, para llegar del punto “A” al punto “B” solo necesitas avanzar hacia esa dirección, pero mucha gente se pone un freno antes de haber salido y de esa forma es imposible llegar a su punto B.

De hecho, no sólo nos detiene de avanzar sino que nos aleja de esa meta o sueño.

Esta es la razón por la que miles de personas no prosperan, pero eso sí, nunca falta el lamento diario de por qué no han logrado nada y aun así, brotan de ellos más pretextos y culpan a la mala suerte, las circunstancias o a dios de sus fracasos.

Las PCP´s suenan de esta manera:

  • No puedo escribir un libro porque no tengo el talento suficiente.
  • Esa persona ha logrado hacer mucho dinero porque mira de donde viene, con esas “palancas” cualquiera.
  • Soy muy joven o demasiado viejo para empezar un negocio.
  • Mis circunstancias no me permitirán lograr lo que quiero.
  • Es que mi esposa no me apoya, es que no tengo recursos, es que el presidente, es que, es que, es que…

Las PCP´s son fáciles de reconocer, por ejemplo, cuando hay una propuesta sobre la mesa, una oportunidad o incluso una necesidad pero ellas siempre encuentran un motivo para no hacer nada, una PCP nunca se convertirá en un buen líder.

Por otro lado, existen las personas que proceden inmediatamente (PPI´s).

Estas personas no andan buscando el permiso de alguien más para actuar, tampoco están esperando una dosis de motivación y mucho menos están diciendo qué es lo que van a hacer, ni hablando de sus intenciones, ellas se levantan y lo hacen.

Es más, muchas de las PPI´s  lo hacen bajo condiciones en las que uno pensaría que es imposible proceder.

Basta con ver las proezas de los atletas Paralímpicos para comprobar los logros maravillosos obtenidos por ser una persona que actúa, ejecuta y procede inmediatamente, libre de excusas.

No estoy hablando de las medallas, ni los primeros lugares, estoy hablando de ser una persona que desafortunadamente no tiene brazos y una pierna, pero se atreve a lanzarse a una piscina y nadar doscientos metros.

 ¿Tú que estás completo cuantos metros puedes nadar?

Las PPI´s son líderes, aceptan los retos, saben que su éxito depende de ellos mismos y no de circunstancias externas y cuando hay problemas, buscan la solución.

Si ves, existen dos tipos de personas, las PCP´s y las PPI´s, ¿A cuál grupo quieres pertenecer?

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.