0

Miedo: la antítesis del éxito

el miedo nos detiene de vivir una gran vida

Hace muchos años me daba terror hacer cosas nuevas.

No podía dar un paso adelante si no estaba convencido que iba a ser un paso seguro.

Tomar decisiones importantes era algo que me costaba trabajo hacer porque tenía miedo de fallar y fracasar.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo).

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

Quizás fueron la cosas que vi y escuché mientras fui creciendo, por ejemplo, en la escuela los niños se burlaban de quienes fallaban los penaltis y esa misma actitud la veía en los grandes cuando mirábamos un partido de fútbol en la televisión, ellos se reían de los que fallaban un gol “aparentemente claro de anotar” y siempre se enojaban con el perdedor.

Por lo tanto automáticamente fui percibiendo ese tipo de cosas como “fallar es lo peor que te pude suceder, nos vamos a burlar de ti y nos vamos a enojar contigo, así que prohibido fracasar

Obviamente no quería sentir ese rechazo, tampoco se me antojaba ser burlado por ser un fracaso y poco a poco cambié mi actitud para evitar situaciones que me pusieran en riesgo.

Pero gracias a la lectura y las historias de gente que ha hecho grandes cambios y ha escalado hacia niveles más elevados en su vida, me di cuenta que fallar y fracasar no es para nada malo, de lo contrario, supe que fallar y fracasar es el trampolín al éxito.

También en ese cambio de pensamiento, me di cuenta que en realidad, lo que me estaba deteniendo de avanzar y lograr cosas nuevas no era sentirme un fracasado, sino el miedo de las burlas y el rechazo.

Y creo que a muchas personas les sucede lo mismo.

Permiten que el miedo controle su vida y  los mantenga encerrados en una celda invisible, alejándolos del progreso y por su puesto de cualquier tipo de éxito.

Pero debes considerar que los miedos que enfrentamos día a día son generados por nuestros sentimientos.

De hecho, según estudios solo el 5% o menos de nuestros temores se basan en situaciones reales, esto quiere decir que el 95% del tiempo y la energía que le dedicamos al temor, la estamos desperdiciando.

John Maxwell dice que existe un círculo vicioso al que puedes entrar si permites que el miedo se apodere de tu vida:

“El miedo engendra inacción; la inacción lleva a la falta de experiencia; la falta de experiencia cobija ignorancia; y la ignorancia produce miedo.”

Al final, la única forma de romper ese ciclo es enfrentar tus temores.

Quizás decirlo parece muy fácil pero cómo se enfrentan los temores.

La primera es evitándolo, pero su consecuencias son bastante graves:

  1. Te mantendrá alejado de las personas.
  2. Te mantendrá alejado de cualquier situación conocida o desconocida.
  3. Te mantendrá alejado de cualquier lugar o experiencia nueva.

Esto demasiado estresante porque vivirás preocupado hasta de lo que te puedes encontrar a la vuelta de la esquina. Simplemente vivirás aislado.

La segunda manera es esperar a que tu miedo desaparezca, pero eso es utópico. El miedo está en nuestro ADN como mecanismo de defensa, es como querer que desaparezca tu necesidad biológica del sueño.

Y la tercera manera es reconocer tu miedo y avanzar un paso adelante de él.

Pero no te sientas mal por tener miedo.

El miedo es un sentimiento completamente normal como estar feliz o estar molesto.

De hecho, tus miedos no son diferentes a los miedos de Bill Gates o Elon Musk.

Las personas que asumen riesgos y que se desarrollan para llegar al siguiente nivel en su vida, tienen los mismos temores que las personas que permiten que el miedo los detenga.

La mayoría de las personas que ha logrado algo realmente valioso, ha enfrentado el temor y de todos modos han avanzado.

Yo sigo teniendo miedo de publicar un nuevo post, de hacer otra entrevista, de hablar en público y de invertir dinero, pero cada vez que he avanzado se ha fortalecido el músculo para enfrentar de forma más fácil otros miedos futuros.

Es tu decisión si utilizas esa emoción para tener éxito en tu vida o para retroceder y obtener todo lo contrario.

Esto es un poco complicado porque mientras tengas un gran sueño y estés dispuesto a crecer, a expandir tus capacidades, alcanzar tu máximo potencial y asumir riesgos, vas a experimentar mucho temor.

Pero la buena noticia es que un gran sueño, es por sí mismo el mejor antídoto contra el temor.

Porque esa visión que tienes del sueño que está dentro de ti, alimentará el deseo lo suficiente para estar dispuesto caminar con tus miedos hacia su búsqueda.

Si alguna vez has permitido que el temor te detenga y te aleje del mundo que realmente quieres vivir, es el momento de mirar más allá de tus sentimientos y saber que vale la pena enfrentarte cara a cara con tus miedos más profundos.

¿Qué miedo vas a enfrentar el día de hoy para lograr tus sueños? Coméntalo conmigo y comparte este artículo si crees que le puede ayudar a alguien más.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.