4

6 claves para mejorar tu toma de decisiones

¿Cómo mejorar tu toma de decisiones?

En el 2006 se realizó por segunda ocasión el mundial de fútbol soccer en Alemania. Ese mismo año se realizaron las elecciones presidenciales en México y Google compró Youtube por la cantidad de 1.650 millones de dólares.

Mirando en retrospectiva, es como si todos estos hechos sucedieron hace un par de días, pero ya han pasado más de 10 años desde que ocurrieron.

Ahora vamos a pensar cómo éramos nosotros en esa época, ¿Dónde estábamos? ¿Cómo éramos? ¿Cuáles eran nuestros sueños?

Si alguien te hubiera preguntado en aquel entonces, dónde estarás dentro de 10 años, ¿le hubieras contestado que ibas a estar donde te encuentras en este momento?

En el 2006 yo tenía 20 años y estaba estudiando una carrera que mis papás me dijeron que estudiara en la universidad que eligieron por mí.

Entonces, contestando a la pregunta anterior, yo no tenía ni idea en ese momento de dónde me encontraría 10 años después.

Sencillamente iba reaccionando de evento en evento. Siempre siguiendo una línea definida por mi educación y la sociedad en la que crecí. Ir a la escuela, sacar buenas calificaciones, conseguir un buen trabajo y jubilarme a los 60 o 70 años.

En otras palabras, cuando tomaba mis propias decisiones, siempre eran con base en las decisiones de otras personas o eran las otras personas quienes decidían o elegían las cosas por mí.

Pero aún de esa manera, mi vida estaba siendo construida en decisión tras decisión.

Por lo tanto, el día que me di cuenta de que yo y cada una de las personas tenemos el poder total de decidir qué es lo que queremos hacer con nuestras vidas, sueños y metas, mi vida cambió radicalmente.

Cada momento de nuestras vidas, está siendo construido por las decisiones que tomamos el día de hoy y eso está labrando nuestro destino.

Es increíble, como puede cambiar el rumbo de nuestras vidas con cualquier decisión que tomemos así sea una pequeñita. Y por eso es muy importante estar conscientes del poder de decisión con el que contamos todos.

Porque únicamente tomando decisiones conscientes, puedes diseñar y definir el rumbo que tome tu vida y no el que otras personas elijan por ti.

Otra de las características de las decisiones, es que el tiempo para tomarlas es aproximadamente una décima de segundo o lo haces o no lo haces y punto, con las decisiones no hay medias tintas, tus decisiones no son disertaciones de dos días, porque eso ya no forma parte de una decisión.

El hecho de que estés leyendo este artículo, es porque sencillamente tomaste la decisión de hacerlo y te aseguro que hay personas que vieron el título del artículo pero prefirieron no entrar porque no tomaron la decisión.

Por ejemplo, dejar de fumar no es una decisión que tarda un mes o un año, decidir dejar de fumar se toma en menos de un segundo, tu lo dejas de hacer y listo. Si el día de mañana vuelves a encender un cigarro, quiere decir que no tomaste la decisión de hacerlo.

Robert Kiyosaki en su libro Padre rico. Padre pobre, dice que para ser rico basta con que tomes la decisión de serlo. Y él es rico porque todos los días así lo decide.

Entonces, es muy importante preguntarse, ¿Dónde me voy encontrar en los próximos diez años? ¿Qué acciones o decisiones voy a emprender el día de hoy para diseñar mis próximos 2, 5 y 10 años?

Por lo tanto, comienza a tomar decisiones conscientes el día de hoy, para que tengas un destino labrado por ti mismo.

Hoy quiero compartir contigo 6 claves para que mejores tu toma de decisiones y aproveches al máximo esta herramienta:

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

1- El poder de decidir es tuyo.

Tomar decisiones, es una herramienta que podemos utilizar para cambiar nuestras vidas por completo.

Se dice que por cada decisión que tomas, se activa un proceso de una nueva causa, efecto y dirección para tu vida.

A veces, parece que las cosas no van bien en nuestras vidas y nos sentimos mal, pero lo interesante e importante de la toma de decisiones, es que podemos detenernos y decidir la manera en la que nos queremos sentir.

Por ejemplo, si alguien te hizo algo por alguna razón y te sientes triste, puedes tomar la decisión de dejar de sentirte triste y comenzar a sentirte alegre, por supuesto no por lo que te hayan hecho, pero estoy seguro que tienes mucho más razones en tu vida para cambiar de ese estado negativo a uno positivo.

Nadie te puede hacer sentir de alguna manera a menos que tú lo permitas.

2- Comprométete con tus decisiones.

Napoleon Hill en su libro Piense y Hágase Rico, dice que una de las principales características que detectó de las personas con más éxito en el mundo, es que tomaban decisiones con rapidez porque sabían lo que querían para sus vidas.

También dice que a la hora de cambiar esas decisiones, si es que lo llegaban a hacer, esas personas lo hacían de manera lenta.

En otras palabras, esas personas siempre pensaban en la posibilidad de un resultado positivo, y por lo tanto pasaban a la acción después de tomar una decisión, ya que en ellos no cabía la posibilidad de un resultado negativo.

Un niño no se tira en un piscina pensando en el riesgo de que pueda ahogarse, el simplemente se lanza porque sabe que se va a divertir.

Un buen indicador que has tomado una verdadera decisión, es si fluye una acción inmediata, después de haberla tomado.

Así que decide y actúa.

3- Toma decisiones frecuentemente.

De la misma manera en que fortalecemos los músculos de los brazos levantando pesas, fortaleceremos el músculo de la toma de decisiones, tomándolas constantemente.

Y debes practicarlo tanto hasta que se vuelva un hábito en tu vida, porque a medida que tomes más decisiones, mejorarás la calidad de esas decisiones que tomes.

No esperes el día de mañana o el próximo lunes, comienza hoy a tomar las decisiones que has estado posponiendo por algún tiempo.

Si has pensado inscribirte en el gimnasio, no esperes otra semana, ve hoy mismo aunque sea viernes o sábado.

Si quieres comer más saludable, y es viernes en la noche, decide cenar una ensalada, no tienes que comprar la cena grasosa de siempre.

Comienza a leer hoy mismo ese libro que tienes guardado desde hace meses, aunque sea empieza con un capítulo.

Cuando tomes este tipo de decisiones, te sentirás más motivado y te será más fácil comenzar a tomar otras decisiones.

4- Aprende de tus decisiones.

No importa lo que hagas ni lo mucho que quieras evitarlo, pero en ocasiones no tomarás las mejores decisiones.

Pero no por esta razón hay que temerles, por el contrario, debemos aprender de esos pequeños “fracasos” que se generen como resultado de las malas decisiones.

En lugar de enfocarte en la derrota o en los malos momentos, mejor pregúntate ¿Qué puedo aprender de esto?

El doctor Camilo Cruz dice que el éxito es el resultado de las buenas decisiones, las buenas decisiones son el resultado de la experiencia y la experiencia es el resultado de las malas decisiones.

En 1985, después de 100 años de liderar el mundo de los refrescos y la comercialización, Coca-Cola decide cambiar de imagen y sabor a su producto estrella, todo esto como una estrategia de marketing para competir con un “reto” que lanzó la Pepsi en los años 70 para saber que producto era mejor.

Pero esta decisión le costó millones de dólares a la compañía, porque su nuevo producto no fue bien recibido por los clientes que ya tenían un aprecio por la Coca-Cola clásica.

Después de unos meses de análisis, decidieron regresar la Coca-Cola a su fórmula original y esto potenció más su marca y revitalizó sus ventas.

No enfoques tu atención en tus errores, elige aprender de tus malas decisiones porque puede ahorrarte tiempo, dolor y dinero.

5- Se flexible.

Es importante que estés comprometido y te mantengas firme con las decisiones que tomas y más aún cuando esas decisiones estén encaminadas hacia la realización de tus sueños.

Sin embargo, no debes de permitir quedarte atascado en los recursos para conseguirlo.

Cuando hayas elegido la persona en la te quieres convertir, quizás el primer camino que tomes será el camino más fácil o el que consideres mejor, pero eso no quiere decir que no existan caminos alternos para su realización.

Supongamos que tomaste la decisión de bajar de peso y la manera en la que lo querías conseguir era haciendo ejercicio, pero tal vez llegas muy cansado o cansada a tu casa después de un arduo día de trabajo y no te queda ni un poco de energía para ir al gimnasio.

No te desilusiones ni lo tomes como pretexto para pensar que no puedes bajar de peso de otra forma, comienza por comer más saludable y evita las comidas chatarra o los refrescos con gas y estoy seguro que bajarás de peso, incluso un poco más que únicamente haciendo ejercicio sin comer saludable.

Lo importante es el resultado al que deseas llegar.

6 – Disfruta tomando decisiones.

Las decisiones que tomemos por pequeñas que sean, van a cambiar el rumbo de nuestras vidas.

Quizás la persona que está a tu lado esperando en la fila de un banco, la próxima llamada telefónica que recibas y el siguiente libro o página que leas, puede ser la llave que abra las puertas de donde salgan las cosas que has estado esperando que sucedan.

En mi caso, fue un libro la clave para que comience a tomar decisiones de manera consciente y dirigidas hacia un vivir una vida diseñada por mí mismo.

En conclusión, tus circunstancias no determinan tu destino si no las decisiones que tomes cada día y no creas que es el fin del mundo el haber tomado una mala decisión, lo que tienes que asegurarte es no darte por vencido.

¿Qué otra clave consideras que te ayudaría a tomar mejores decisiones? ¿Qué opinas del artículo? Por favor déjame tu opinión en el área de comentarios y comparte este artículo si crees que puede agregar valor a la vida de alguien más. Gracias!

(Foto cortesía de Venta fotografía designed by Photoduet – Freepik.com)

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

4 comentarios

    • Hola Rubí, creo que la que marcó mi día fuiste tú con lo que me acabas de comentar, muchísimas gracias y es un honor para mi tocar corazones como el tuyo con lo que escribo, sigue caminando sobre la línea de tus sueños, sigue confiando en tus decisiones como hasta ahora y siempre serás recompensada, el próximo post te lo dedico. Te mando un gran abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.