0

¿Dónde estarás en los próximos 10 años?

Por fin ha llegado el dos mil veinte junto con muchos sentimientos encontrados.

De un lado iniciamos con mucha motivación no solo un nuevo año sino el inicio de una década nueva y las oportunidades que nos esperan en el futuro.

Y por el otro nos inundan los recuerdos de los buenos momentos, quizá algunos malos, la alegría de la gente que vino pero la nostalgia por la que se fue.

Es increíble lo que puede suceder en un lapso de diez años, tantos instantes que se suman para quedar como parte de nuestra historia.

En mi caso fue un tiempo al que le estoy muy agradecido.

En estos diez años, comencé como estudiante de una carrera, llevaba con  novia dos años y en realidad no tenía objetivos claros ni muy ambiciosos, digamos que no apreciaba mi tiempo y lo que podía hacer si lo aprovechaba.

Tuve un inicio muy neutral.

Pero algo sucedió poco antes de llegar el dos mil quince. Viví uno de los mejores momentos de mi vida y que más agradezco.

Llegó a mí vida un despertar increíble después de leer mi libro favorito.

En este despertar aprendí a valorar la vida, el tiempo, las buenas amistades, la familia, el emprendimiento, el tener metas y objetivos, la administración del dinero, aprendí a tener confianza en mí mismo, el valor de la lectura y que cualquier cosa que me propusiera lo podía lograr (algo que quizá para algunos es normal, pero para mí no, yo no tenía idea de este hecho).

Y a partir de ese momento comencé a tomar decisiones reales, decisiones que nacían desde mi interior y no eran influenciadas por otras personas (como antes).

En el camino comencé a conectar los puntos hacia atrás como lo sugiere Steve Jobs y descubrí qué cosas me apasionaban.

Por ejemplo, encontré que una de las cosas que me gustaba hacer era escribir, así que tomé la decisión de escribir un libro pero para lograrlo tenía que saber algo de escritura y comencé a practicar en otros blogs y este en el que estoy a punto de cumplir tres años y casi ciento cincuenta artículos publicados.

Aún no he publicado mi libro pero lo importante es que estoy satisfaciendo y desarrollando mi creatividad y mi gusto por la escritura.

También decidí abrir un negocio, del cual he recibido grandes alegrías, satisfacciones y aprendizajes, he comprobado de primera mano muchas de las ideas de mi libro preferido.

Y entré a un club de comunicación y liderazgo para aprender  la habilidad de hablar en público porque aunque no lo parezca, yo soy muy tímido y me paralizaba hablar con personas desconocidas y la idea de pararme ante un público.

En este club alcancé el grado de comunicador competente y tuve la oportunidad de tomar un papel con mayor liderazgo asumiendo la presidencia en dos mil dieciocho.

A partir de este entrenamiento se desprendieron cosas como haber dado mi primera conferencia, hice una sección de entrevistas a gente exitosa (con la que nunca hubiera podido hablar antes), hice algunos videos para YouTube y he participado como maestro de ceremonias y juez en concursos estatales de oratoria.

Pienso que este crecimiento personal que tuve es algo increíble que nunca pude imaginar comenzando la década pasada y creo que cualquier persona lo puede lograr.

Porque todos tenemos un enorme potencial en nuestro interior para poder realizar cualquier meta que podamos fijarnos.

De hecho, pienso que todos tenemos una responsabilidad personal de desarrollarnos y saber con total claridad qué queremos alcanzar.

Este inicio de año es el escenario perfecto para crear una fantasía a diez años vista.

Todo se crea primero en la mente, ya sea tu visión personal en el futuro o el rascacielos que alguien construirá, así que idealiza lo que deseas, dónde estarás en la próxima década, cómo es tu vida, qué habilidades nuevas has adquirido, a qué lugares viajarás, cuánto dinero tendrás, en qué tipo de casa vivirás.

Imagina que no hay limitaciones para lo que puedes lograr, piensa en grande sin importar donde te encuentres o cuál sea tu situación actual.

Diseña tu vida perfecta en la pizarra mágica de tu mente, no hay límites para lo que puedas pensar y lograr.

Ahora, recuerda que esto no se debe quedar únicamente en una visión.

Existe una gran diferencia entre la gente que consiguen resultados y los que no.

Las personas que realizan cosas extraordinarias y alcanzan el éxito, son personas que toman acción.

Por último, coméntame dónde estarás en los próximos diez años.

P.D. Nos vemos en el dos mil treinta para que me presumas tus resultados.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Yo voy a llegar

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.