0

Libros gratis para descargar aquí

Pocket

libros gratis

Deja de pedir libros gratis.

No te preocupes, no te lo estoy diciendo a ti porque sé que tú no lo haces.

De hecho, esto es un recordatorio para mí, porque era una  de las personas que siempre estaba buscando conseguir las cosas gratis.

Recuerdo hace varios años, ver a mi primo descargar libros de Isaac Asimov para leer.

Él me dijo que lo hacía porque eran ediciones descontinuadas y que no se podían conseguir en ninguna librería.

Nunca supe si era verdad.

Pero esa forma de acceder a los libros, se me hizo en ese momento “tan inteligente” que me dieron muchas ganas hacerlo.

Cuando encontré el tipo de libros que me gustaba leer, comencé la búsqueda virtual y descargué “n” cantidad archivos.

Afortunadamente abandoné esta mala práctica porque me di cuenta de tres detalles:

1. Dañas al autor económicamente: bajar libros gratis de Internet, es equivalente de ir a un restaurante, comer y salirse sin pagar, te apuesto a que ningún dueño te dejaría ir libre por ahí sin haberle pagado su comida.

2. Donde pones tu dinero, pones tu interés: esto lo dijo un empresario veracruzano y coincido al cien por ciento con él.

Un fan de Luis Miguel, es capaz de pagar lo que sea por un boleto para su concierto y una persona que le gusta el alcohol está dispuesta a pagar dos o cinco mil pesos en una noche de antro.

Pero si a estas personas les dices que compren un libro de cien pesos, pero no les gusta leer, no lo van a comprar porque la lectura no está en su foco de interés, de hecho, es posible que digan que el costo del libro es demasiado caro.

3. Baja calidad de producto: por lo general, los libros que se encuentran viajando a través la nube, son transcripciones de los originales, por lo tanto, son libros incompletos, con errores de ortografía y un formato que da pena.

Otras personas hacen fotocopias de sus libros pero su calidad es pésima.

Te doy una más

Una última razón por la que dejé de buscar libros gratis en Internet, fue gracias a una de las maravillas de la tecnología moderna: el lector de libros Kindle.

Es un aparato muy económico y el precio de venta de los libros en su versión electrónica son inconcebiblemente bajos.

En realidad, me da mucha pena seguir viendo comentarios en grupos de “lectores” en Facebook y Twitter, solicitando páginas o enlaces para descargar libros gratis.

Honestamente, los libros gratis son malísimos, si de verdad te interesa la lectura y te apasiona leer un buen libro, cómpralo.

Ahí están los libros físicos para que disfrutes quitarle el celofán y oler su peculiar aroma y también están en Amazon y otras páginas legales, libros digitales súper económicos (si tu problema es el dinero), pero hazte un favor y deja de pedir libros gratis.

Si te gustó esta publicación, compártela en tus redes sociales ¡gracias!

Pocket

Fabricio Mena

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.