0

3 lecciones que aprendí de “Roba Como un Artista”

Libro "Roba Como un Artista" de Austin Kleon

Hay un libro que debes leer si estás metido o tienes la intención de hacer trabajos creativos: Steal Like an Artist o Roba Como Un Artista.

Este libro escrito por el texano Austin Kleon, nos ayuda a cambiar varios paradigmas que tenemos sobre la creatividad, escritura de libros y generación de ideas entre otras cosas.

Te comparto tres cosas que aprendí de “Roba Como Un Artista”:

 3- Nada es original:

Existe una mentira que he escuchado muchas veces: el trabajo creativo tiene que ser original.

Pero es precisamente querer ser original lo que detiene el proceso creativo.

¿Te ha pasado que vas escribir un nuevo artículo para tu blog o quieres hacer el diseño de una casa o estás intentando crear una nueva ilustración o quieres componer una canción y no te salen las ideas?

Esto sucede porque te da miedo tomar como base de tu trabajo, las ideas de otras cosas que ya están hechas.

Este miedo se convierte en una carga y poco a poco dejarás de hacer las cosas porque creerás que ya perdiste tu creatividad.

Lo cierto es que las nuevas ideas son una mezcla de las ideas previas.

La fuente de las ideas surge cuando aceptas tus influencias y comienzas a basarte en ellas.

Películas como Toy Story y el Rey León o canciones como “Bohemian Rhapsody” de Queen y “Las Batallas” de CAFÉ TACVBA no hubieran existido de no tomar como base las influencias de sus creadores.

Haz la tarea de recolectar ideas de todas las cosas que te rodean como libros, blogs, fotografías y los colores del cielo, luego déjate influir y comienza a crear.

2- Escribe el libro que quieres leer:

Resumo este punto citando las palabras de Kleon:

“dibuja el arte que quieres ver, empieza el negocio que quieres administrar,  toca la música que quieres oír, escribe los libros que quieres leer, crea los productos que quieres usar. Haz el trabajo que quieras que se haga”.

En ocasiones conocemos obras de arte que nos gustan y quisiéramos ver o tener más de ellas, por ejemplo la secuela de una película que nos haya fascinado o la segunda parte de una canción o un libro, pero por ciertas circunstancias es imposible que suceda, al menos que la hagamos nosotros mismos.

Usa el  deseo de querer tener más, como una  inspiración para ser productivo y crear esas piezas de arte “faltantes”, de esa forma han surgido, muchas canciones, libros y negocios súper exitosos.

1- El lado amable del lado oscuro:

Hay un deseo inevitable en las personas que expresan su trabajo a través de la escritura, música, pintura y otras disciplinas creativas: que su arte sea conocido y apreciado por las demás personas.

Sin embargo, esto es un poco difícil y frustrante al inicio (incluso deprimente) porque es posible que nadie se entere en algunos años que tu trabajo es increíblemente interesante.

Pero Austin quien ha sufrido ser ignorado en la oscuridad y por otro lado ha disfrutado las mieles de ser conocido, nos dice que no es malo estar en las sombras, de hecho, tiene muchas cosas positivas.

Dice que debemos aprovechar el anonimato para experimentar y hacer las cosas que queramos por diversión sin tener la presión de tener que ser mejor y de cuidar nuestra imagen pública.

Cuando la gente nos comience a prestar atención perderemos esa libertad y más cuando comiencen a pagarnos.

¿Estás de acuerdo con Austin Kleon? ¿Has leído Roba Como un Artista? Comparte este artículo en tus redes y ayúdame a salir de la oscuridad. Te mando un abrazo.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.