0

5 lecciones que aprendí de Gus Marcos

Comencemos está publicación por lo vital, quién es el tal Gus Marcos que suena por aquí y por allá.

Gus Marcos es un empresario “regio” del sector inmobiliario principalmente y digo principalmente porque también está en la industria restaurantera, el calzado, el de la salud y nutrición, si no es que ya está metido en otra cosa para cuando publique este texto.

Con tantas empresas uno puede pensar que se trata de un tiburón de los negocios de cincuenta y tantos años.

Pero nada más alejado de la realidad, el buen Gus apenas tiene treinta y tres y es una de las personas más sencillas del mundo, no es que lo conozca personalmente, sin embargo, se nota su transparencia, honestidad en el contenido que comparte y en el cálido contacto virtual que tiene con las personas.

Sin duda, ver las historias que comparte de su vida y sus negocios se convierte en una inspiración diaria y un modelo para emular inmediatamente.

Hoy quiero compartirte cinco lecciones que he aprendido viéndolo y que estoy adaptando a mi vida:

1 El amor por la familia

“Trato de no poner comidas de trabajo para comer con mis hijas y mi esposa”

Gus tiene una actividad de publicación en Instagram impresionante. De pronto lo vemos en la mañana corriendo cuando aún no ha salido en sol, luego llegando a su trabajo o viajando con su esposa.

Y no hay día que Gus no comparta un momento con sus hijas, sin excusas por demasiado trabajo, el cultiva la relación con su familia dándoles tiempo, siempre.

Yo tengo una hija y se lo importante que es para ella tener tiempo conmigo.

2 El poder de las redes sociales 

“Tienes un smartphone con el que puedes hacerte millonario”

Esta es la visión que tiene Gus de una de las herramientas más poderosas de existen en la actualidad, el teléfono celular.

Mientras que la gran mayoría ve o usa las redes sociales como un lugar de distracción para pasar el rato y para compartir memes y otra información sin utilidad, Gus las usa para hacer dinero.

Desde hace algunos años detectó que las redes sociales serían el futuro para dar a conocerte a ti mismo y a tus proyectos. Curiosamente comenta que al inicio fue altamente criticado y señalado.

Hoy, después de un tiempo compartiendo quién es, qué es lo que hace y cómo lo hace, ha convertido sus redes en un espacio muy importante para vender y ya hacer “networking”.

Con esto ha demostrado que las redes sociales son un magnífico espacio de oportunidades pero depende de lo que quieras lograr y cuales sean tus objetivos .

3 Diversificar

Hasta el día de hoy, los negocios en los que Gus está metido son su desarrolladora inmobiliaria, varios restaurantes, un gimnasio, su línea tenis y una crema de avellana y seguro ya está en algo más.

De esto aprendí tres cosas:

a) Hay gente que dice que no puedes hacer muchas cosas o tener varios negocios al mismo tiempo porque estás quitándole atención a uno con los otros. Si lo puedes hacer.

b) Muchos piensan que tener socios en los negocios es malo y que te pueden estafar o te va a ir mal, bueno, es probable. Pero no quiere decir que siempre sea así  y Gus dice que es más fácil hacer un buen trabajo cuando lo haces en equipo, acompañado de alguien más.

c) No es que sea lo más importante, pero lo es. De pronto vemos a Gus y su impresionante casa, sus coches y sus viajes. Poner a trabajar tu dinero es un camino para la abundancia económica.

4 El buen uso del tiempo 

“La excusa de no tengo tiempo es no quiero”

Gus se levanta a las cinco o un poco antes, comparte contenido, se va a su gimnasio (muchas veces él lo abre), hace ejercicio, comparte contenido, luego va a su oficina a trabajar y regresa a su casa y comparte más contendió de lo que está haciendo (vender, leer, supervisar, etc.), come con sus hijas vuelve al trabajo y sube más contenido.

Y muchos se quejan de que no tienen tiempo.

Todos tenemos tiempo, simplemente hay que hacer un buen uso de él y como dice Gus “estar enfocado en lo importante”.

5 La formula para el éxito

“No hay formula para el éxito”

En una entrevista le preguntaron a Gus por tres pasos para aterrizar un proyecto y definitivamente es aplicable para cualquier meta u objetivo que nos propongamos:

a) Confía en ti. No importa que lo que quieras hacer sea una locura, al final sin funciona, esa locura te va a llevar a la que si va a funcionar.

b) Lánzate. Tropiézate hoy para que el día de mañana lo utilices para el éxito.

c) Te veo en el camino al éxito.

Gus Marcos es una persona con un espíritu emprendedor único y definitivamente todos podemos aprender muchas cosas de su vida y cómo desempeña sus negocios. Si aún no lo sigues, no pierdas más el tiempo y comienza a empaparte de su positivismo.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.