2

La cruda verdad de “La semana laboral de 4 horas”

Libro - La semana laboral de 4 horas

La semana laboral de 4 horas es quizá uno de los libros más queridos  y recomendados de los últimos tiempos.

Para aquellos que no lo conocen, trata sobre “cómo escapar de la vida 9 a 5 (refiriéndose a una jornada promedio de un empleado), vivir en cualquier lugar y unirse a los nuevos ricos”, con un subtítulo tan atractivo esperaban mucho de él.

Sus más de 400 páginas las terminé de leer en menos de veinte días pero lo único que logró esté libro en mi vida fue decepcionarme.

Tal vez más de uno esté en desacuerdo conmigo y posiblemente me maldigan hasta el cansancio.

Pero no puedo callar mí palabra (porque creo en ella), “La semana laboral de 4 horas” no me gustó en lo absoluto y pienso en él como una farsa que se ha terminado por replicar en millones de personas que compraron la idea de crear un negocio automatizado para generar efectivo sin consumir tiempo y haciendo el menor esfuerzo posible.

Aclaro, esta no es una publicación tipo “hate” o de crítica destructiva, al contrario, quiero compartir desde una perspectiva diferente las razones por las cuales este libro no me cautivó.

De hecho, mucho tiempo evité hablar sobre esto por temor a las críticas que pudiera recibir.

El sueño que vende “La semana laboral de 4 horas” no es solo que puedas dejar de ser un empleado, sino convertirse en el jefe de una compañía que requiere poco o ningún tiempo para gestionarse.

Esto podría funcionar para un puñado de personas, sí, pero es un mal consejo en general.

No todos pueden subir mágicamente sobre una máquina de hacer dinero pasivo.

Si no, que me digan quiénes son los asistentes virtuales (trabajadores subcontratados) en la India que ganan cuatro dólares la hora para hacer el trabajo sucio.

“La semana laboral de 4 horas” está escrita para vender un estilo de vida de fantasía, de hecho, me sorprende que los empresarios con negocios tradicionales que trabajan más de 30 horas semanales admiren a Tim Ferris y su filosofía, si no siguen sus consejos ¿por qué lo aman tanto?

Pero ofrecer trabajar poco y ganar mucho desde la perspectiva del marketing es un título que saca chispas y atrae muchas miradas queriendo ser encendidas.

Pero cuánta realidad hay sobre encontrar una manera de ganar dinero lo más rápido posible, automatizar todo y subcontratar el resto del trabajo a empleados indios que cobran una miseria.

Basta darle una mirada a la vida del propio Tim Ferris, una persona que se rompió el lomo para construir su propia compañía que le generaba cuarenta mil dólares al mes.

Quizá él trabaja en la actualidad cuatro horas por semana pero lo que no dice es que trabajó muy duro por varios años, incluso intentando abrir otros negocios y hasta siendo empleado.

Según Ferris la moneda de los “nuevos ricos” es el tiempo y la libertad porque de ahí proviene la felicidad. Puede que tenga razón, a quién no le gustaría tener más tiempo y libertad para hacer sus propias cosas.

Sin embargo, dar a entender que no necesitas trabajar para obtenerlo es una completa mentira, un engaño.

Para lograr vivir la semana laboral de 4 horas, tienes que pasar por la semana laboral de 30, 40 y hasta 50 horas.

Un negocio no encuentra el éxito financiero de un día para otro, ni Facebook ha llegado donde está por arte de magia, Facebook tardó varios años en encontrar la forma de monetizar y tener un beneficio económico de la audiencia que había capitalizado

Por lo tanto, lo que logra “La semana laboral de 4 horas” es gente que se salta la sutil parte de tener que trabajar por largo tiempo para conseguir su sueño.

El éxito profesional y económico de un negocio se construye poco a poco, con trabajo, esfuerzo, inteligencia, creciendo personalmente, aprendiendo nuevas cosas y evidentemente equivocándote.

Otro punto en contra del libro es donde dice que uno de los objetivos de lograr un estilo de vida con 4 horas de trabajo es tener más tiempo para poder hacer algo que te interese, o sea que el trabajo que vas a realizar para conseguir tu objetivo está basado en una actividad que no te gusta, lo cual se me hace una gran contradicción.

Por qué no mejor proponer la edificación de un trabajo o proyecto que precisamente no te cueste trabajo hacer, algo que disfrutes y que extrañes cuando no lo hagas.

Eso es lo curioso de hacer algo que te gusta, que no lo quieres hacer solo 4 horas, por el contrario cuando gozas una actividad, no la quieres abandonar jamás.

Yo amo hacer mi negocio, así que ni me ofrezcas dedicarle solo 4 horas.

Lo anterior no quiere decir que el libro sea completamente malo y no ofrezca algunos buenos consejos, de hecho, me gusta el de la dieta baja en información.

Esta idea trata sobre dejar de ver noticias y leer contenido basura en línea para dejar de gastar tiempo y energía mental en cosas sobre las que no tenemos control.

Como escribí en un artículo de invitado, el 99% de las noticias son negativas y únicamente nos distraen de nuestros verdaderos objetivos

Al día de hoy, llevo casi cinco años sin ver noticias y no me ha pasado absolutamente nada y aunque no quiera siempre me entero de algunas.

Siento que hay otro tipo de consejos como el de los ingresos pasivos, de los que no tengo nada en contra pero creo que mucha gente ha cruzado la línea para convertirlos en negocios fraudulentos dedicados a engañar y aprovecharse de la gente,  es decir, se vuelve algo peligroso.

Con esta publicación no pretendo asustarte para no leer el libro o hacerte creer que un estilo de vida como promete Tim Ferris no pueda existir, al contrario, esto es una invitación para que compruebes por ti mismo la verdad o lo falso de sus palabras.

El presente texto solamente es mi sentir ante un libro que no logró despertar nada en mí.

Y tú ya leíste la semana laboral de 4 horas. Cuéntame en la parte de abajo qué te pareció, te mando un fuerte abrazo.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

2 comentarios

  1. Hola Fabricio

    Concuerdo con tu punto de vista . He leído el libro y la primera vez me pareció interesante pero después al ver la realidad me hizo cambiar de opinión.
    he vivido lo que es crear una empresa desde cero y crear negocio digitales automazidos y te puedo decir que para hacer los segundos es mucho más difícil que los primeros.
    En fin mi recomendación es balancear tu vida con un proyecto (empresa) que te consuma parte del día y a la para ir trabajando en crear esas musas que comenta el autor .
    Una abrazo Fabricio .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.