0

La importancia de emprender en el siglo 21

Qué es emprender y por qué es importante

Siendo lo más positivo y optimista del mundo, tengo que decir que cada vez hay menos puestos de trabajo para los miles y miles de jóvenes que se están graduando cada año de las universidades de México y Latinoamérica en general.

Generaciones huérfanas por la promesa de un empleo que cuidaría de ellos recién paridos son timados por el sistema que lucra semestre con semestre para satisfacer su propio ego.

Poco a poco el trabajo que hacían las personas entrenadas en escuelas para realizarlo, está siendo sustituido por el trabajo que realizan las máquinas.

Efecto que comenzó a notarse con las máquinas industriales que eran operadas por un par de personas y que al día de hoy las máquinas son diseñadas para no depender de un operador externo y puedan tomar decisiones de forma autónoma.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo).

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

Entonces, la mayoría de las empresas no necesitan la misma cantidad de gente para ser productivas. De hecho, tener empleados de carne y hueso representa más un impedimento para su productividad que lo contrario.

En otras palabras, el mundo se está moviendo hacia una sociedad sin empleados que si bien no lo es por completo pero es posible que un sector muy importante de la sociedad quede sin un uso productivo en la sociedad.

Como efecto secundario de esta evolución o transición social-tecnológica, los salarios de los empleos que quedan están descendiendo año con año.

Todo esto puede sonar que nos encontramos hundidos en una crisis mundial de desempleo y escasez. Pero mi intención no es causar pánico ni ataques de ansiedad en los lectores.

Por el contrario, creo que nos encontramos en un mundo con suficiente abundancia y oportunidades frente a nosotros, por lo tanto, debemos entender y aceptar que esta transición no es más que parte de los cambios que se dan de manera natural en la vida.

A lo largo del tiempo las sociedades han evolucionado orgánicamente, desde la era primitiva hemos pasado por la era agrícola, la era feudal, la industrial hasta llegar a la era del conocimiento.

Todo tiene un principio y un final y las cosas que ayer estaban, mañana puede que se esfumen de nuestro presente.

Es muy importante aprender a cerrar etapas, capítulos o historias de nuestra vida porque precisamente eso es vivir: cambiar, renovarse y salir constantemente de nuestra zona de confort para expandirla y sea cada vez más cómoda.

Por lo tanto necesitamos hacer un cambio de paradigmas, atrevernos a tomar nuevos caminos y aprovechar el enorme potencial con el que cuenta este gran cambio.

El nuevo camino del que estoy hablando es el emprendimiento.

Pero primero necesitamos re evaluar el significado del emprendedor.

¿Qué es un emprendedor?

El día de hoy en la mente de las personas se encuentra la definición del emprendedor como un persona joven que quiere crear un negocio multimillonario que cambie radicalmente el mundo.

Pero, ¿es todo lo que hay?

En realidad definir el emprendimiento es un poco difícil porque es algo subjetivo.

Es cómo intentar definir la felicidad o el éxito. Lo que para mí puede ser, para ti es quizás algo distinto.

Pero emprender desde el punto de vista de los negocios, considero una definición más útil, ser alguien que ve una oportunidad para crear valor y está dispuesto a asumir un riesgo para aprovechar esa oportunidad. Sin dejar a un lado la actitud para ir en la búsqueda de satisfacer el deseo que tienes dentro de ti de aportar valor a otras personas.

Esta actitud emprendedora, es la permutación ideal del camino usual que nos enseñan tomar, entrenarte en una universidad para un trabajo que ya no existe.

Uno de los mejores ejemplos del emprendimiento en el mundo son los chinos.

Ellos se van de china y llegan a países sin saber su idioma, su cultura, sin dinero o con el mínimo y quizás sin ninguna preparación.

Pero ellos necesitan comer y salir adelante.

Entonces montan negocios como restaurantes, consultoras y otro tipo de tiendas. Y a lo largo de los años se convierten en empresarios exitosos y con mucho dinero.

Entre los beneficios de emprender un negocio se encuentran:

Ahora la última pregunta sería ¿Quiénes pueden ser emprendedores?

TODOS, cualquier persona puede ser emprendedor.

Las únicas habilidades que necesitas para ser un emprendedor son, tener ideas, vender esas ideas, ejecutarlas, la habilidad de fallar, aprender de esos errores y ser persistente.

Considera desde ahora sin importar tu edad, emprender no solo como un camino para desarrollarse sino como la única opción para poder salir adelante ante los numerosos y colosales cambios del siglo 21.

¿Qué negocio te gustaría emprender? Comenta en la parte de abajo qué te pareció este artículo y compártelo con un amigo.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.