0

Por fin! la solución para la falta de lectura en México

falta de lectura en méxico

Quizá viste en alguna ocasión cuando a Peña Nieto (siendo precandidato a la presidencia de México) le preguntaron qué libros habían marcado su vida, a lo que contestó:

“La verdad es que cuando leo los libros, me pasa que luego no registro de todo el título”

O sea el tipo no tenía ni idea de lo que estaba hablando, además de demostrar a “puerta abierta” que no había leído nada en su vida.

Lo más sorprendente o quizá no tanto, es que tiempo después quedó electo como el máximo dirigente de nuestro país.

Y podría no ser tan sorprendente porque los mexicanos no son personas que están muy acostumbradas a leer y eso hizo que se identificaran con aquel personaje.

Sé de primera mano que no somos lectores porque desafortunadamente, leer no fue uno de mis intereses de niño, aunque en retrospectiva pienso que fue algo que siempre me llamó la atención.

Recuerdo que en la primaria se nos pedía que intercambiemos libros y me ponía muy contento recibir uno nuevo pero nunca me ocupaba por leerlo.

Sin embargo, mi casa fue un lugar donde se promoviera la lectura, el ejemplo más cercano que tuve, fue ver a mi papá hojear religiosamente su periódico acostado en la comodidad de su hamaca.

Debido que en aquel momento no conocía los grandes beneficios de leer un libro por placer, hoy tengo altibajos emocionales por todos los años perdidos.

Pero mi forma de canalizarlo es precisamente leyendo y haciendo una  pequeña aportación promotora sobre este ejercicio intelectual.

Ahora veamos qué es un libro y por qué es tan importante su lectura:

Según el libro electrónico “De la arcilla al e-book” de la autora y licenciada en historia Laura Novelle: “El libro es una herramienta inventada por el ser humano para conservar su conocimiento y transmitirlo”.

Como puedes ver, el libro es parte de nosotros y negarnos la lectura es negar una parte de nuestra propia existencia.

En cuanto a la importancia de leer se refiere, dice la publicación “La lectura: conceptualización e importancia, análisis de iniciativas para fomentarla” realizado por Carmen Hernández Rivas, que esta actividad tiene beneficios comprobados científicamente.

Por ejemplo, cuando leemos, potenciamos la capacidad de observación, de atención y de concentración y se facilita el desarrollo de la creatividad.

Esto quiere decir que no solo es una actividad de entretenimiento sino que la lectura ayuda a la salud, poniendo en forma a nuestro cerebro.

Ahora, quiero ubicar estos dos factores a nivel nacional, que es un contexto familiar para nosotros, con el objetivo de saber cuánto provecho le sacamos a esta actividad tan importante.

Los datos no mienten

Basado en los resultados obtenidos por estudios del INEGI, publicados este año en el comunicado de prensa “Población lectora en México con tendencia decreciente en los últimos cinco años” , podemos descubrir cifras alarmantes y poco alentadoras.

Como se aprecia en la gráfica de abajo, en México ha decrecido la lectura de libros conforme han pasado los años, siendo en 2019 la peor cifra del último lustro, donde solamente cuarenta y dos personas de cada cien, dijeron haber leído un libro en los últimos doce meses.la lectura ha decrecido en los últimos cinco añosTambién podemos resaltar del mismo estudio, que de cada cien personas encuestadas sin educación básica terminada (ver gráfica de abajo), diecisiete leen libros, y de las cien con al menos un grado superior o sea gente con carrera profesional, solo seis leen libros.

méxico, país con profesionales que no les gusta leer

Si ves, tenemos mucho menos profesionales lectores de libros que gente que ni siquiera terminó la primaria y eso es alarmante porque esos profesionales son nuestros doctores, nuestros políticos, los maestros de nuestros hijos, nuestros abogados y nuestros ingenieros.

O sea cuál es la calidad de sociedad que estamos viviendo.

Ahora veamos y analicemos las razones que tiene un mexicano para no leer.

En méxico les sobran excusas a la gente para no leer

En primer lugar, se encuentra la falta de tiempo y como hemos visto en otras ocasiones, la falta de tiempo simplemente es una excusa, porque la realidad es que todos tenemos tiempo.

En segundo lugar es la falta de interés, motivación o gusto por la lectura, quizá esto se deba al modelo educativo que tenemos en el que te obligan a leer obras complejas a lo dieciséis años cuando “jamás habíamos tocado un libro”.

La lectura y el éxito personal

Ahora quiero comentar otro aspecto muy importante sobre la lectura que nos da una referencia más de su importancia y es la que lo enlaza con los logros personales.

Si bien no hay un estudio que demuestre la relación directa entre la lectura con el éxito personal, existen cientos de testimonios de personas que han confesado haber alcanzado niveles inimaginados de éxito en sus vidas gracias a este hábito:

Por ejemplo: Bill Gates, Martin Luther King, la madre Teresa, Mark Zukerberg, y una larga lista de gente que ha realizado cosas que han cambiado la forma en  que vemos y hacemos las cosas hoy en día, sin duda todos son adictos a la lectura.

La solución al problema de la falta de lectura en México

Ahora formulando la pregunta ¿Es la falta de lectura un problema en la sociedad mexicana?

Por supuesto que sí y los resultados están claramente plasmados.

Pienso que la decadencia del país se debe al desinterés cada vez mayor por la lectura.

Pero también es importante preguntarnos ¿Existe alguna solución?

Definitivamente si y no piensen que es ir por la calle diciendo “lee porque leer es bueno”, eso sería como decirle a las personas que “no consuman drogas porque es malo”, estos mensajes carecen de fuerza y sentido.

Sin duda, la primera piedra para construir este gran pilar para la vida se encuentra en casa.

¿De qué forma se hace?

De la misma forma en la que un hijo se siente atraído por el fútbol y aprende de él porque ve a su papá cada domingo desvivirse por su equipo favorito y además habla de eso toda la semana.

El hábito de la lectura se transmite de un padre a su hijo cuando lo ve leer, lo ve comprando y amando los libros y cuando lo escucha hablar de ellos con una pasión intensa como si estuviera viendo un partido de fútbol.

solución a la falta de lectura en méxico

cómo se soluciona la falta de lectura en méxico

Personalmente, no creo en el decirle a un hijo “lee porque leer es importante” cuando tú no has agarrado ni un libro en años.

El gusto por la lectura se transmite con el ejemplo, la niña de las fotos es mi hija al año y a los tres, evidentemente ella no sabe leer pero hace lo que ve.

Así que la mejor forma para que un hijo adquiera el hábito es con el ejemplo,  porque sin duda, el ejemplo arrastra.

Y tu que opinas sobre la falta de lectura en México ¿crees en una solución alternativa?, espero tu comentario en la parte de abajo.

Fabricio Mena

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.