0

Extermina tus excusas

Extermina tus excusas y justificaciones

Hace muchos años la única abundancia que tenía, era la abundancia de excusas.

Cuando dejé a mi grupo de reggaetón, pensé que había fracasado por no haber sido famoso y fue fácil para mí culpar por ese “fracaso” a mi falta de talento, la falta de oportunidades y la falta de un manager que nos hiciera llegar a la fama, en vez de mi falta de persistencia, mi falta de autoconfianza, el no saber tomar decisiones y dejar que otras personas lo hicieran por mí.

En mis años de estudiante cada vez que no aprobaba una clase, culpaba a los maestros de no hacer bien su trabajo, cuando no hacía ejercicio para bajar de peso y estar saludable, me libraba de esa responsabilidad echándole la culpa a la falta de tiempo y cuando algo me salía mal, culpaba al destino o al sistema. Hasta el día de hoy no sé exactamente lo que es el sistema pero crecí escuchando en las noticias y a las personas en general que el “sistema” se tenía la culpa de todo.

El punto es que a pesar de mi responsabilidad directa por las cosas que hacía y las que no hacía en  mi vida, creía que mis resultados provenían de fuerzas externas.

Pero todas esas excusas y pretextos que daba, solamente eran mentiras que me decía para cubrir mis propios fracasos y mi falta de acción. Lo curioso es que cada vez era más creativo a la hora de inventarme nuevas excusas.

Por lo tanto, lo único que me impidió realizar mis sueños y las metas que quería lograr hasta este momento, habían sido mis excusas.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.

Ir a descargar Suscribirse: iTunes iVoox

Las excusas son la brecha que te separan del lugar en el que te encuentras en este momento, del lugar al que quieres llegar.

Ejemplos claros de personas que pudieron dar mil excusas pero prefirieron eliminarlas para realizar sus sueños son:

Beethoven, quien estaba completamente sordo cuando compuso el himno a la alegría, una de las sinfonías más hermosas del mundo.

Nick Vujicic el conferencista internacional que ya escribió tres libros sin tener brazos y muchas personas a pesar de tener los dos, dicen que no pueden escribir un libro porque no han estudiado alguna clase de escritura o no son creativos o son muy viejos o son muy jóvenes o no tienen tiempo.

También hay personas que hacen triatlones sin tener la capacidad de la vista y hay otras que han pasado de una obesidad mórbida a tener un peso saludable y el aspecto físico que siempre han querido, haciéndose responsables de su vida, tomando el control que tienen a la alcance de una pequeña decisión y exterminando todas sus excusas.

Así que con cada “no puedo” y cada “es que” que viene a tu mente, en realidad te estás flagelando a ti mismo.

No te lastimes de esa manera. Detecta el momento en que esos pretextos invaden tu mente y elimínalos poco a poco.

Las excusas no te dejan avanzar hacia el siguiente nivel que deseas subir, ellas te encadenan a una vida conformista.

De modo que la flojera, la falta de dinero, la falta de talento, la falta de una oficina para tu negocio, la falta de contactos y pensar que no eres lo suficientemente bueno para poder hacer lo que mueres de ganas de estar haciendo, simplemente son pretextos.

Con cada pretexto o disculpa que das, vas desviando la responsabilidad de tu vida o al menos eso crees porque en realidad la estás guiando hacia una vida mediocre.

Pero por el contrario, si le das la vuelta a la página y eliminas tus excusas, comenzarás a ver resultados positivos inmediatamente.

Y es verdad, muchas veces preferimos una excusa o un pretexto porque le tenemos miedo al fracaso, ya que imaginamos que nos vamos a convertir en unos fracasados.

Y solo nos motiva iniciar cosas nuevas cuando creemos que van a salir bien, entonces pensamos que estamos emprendiendo algo nuevo, pero la realidad es que nunca dejamos de tocar suelo seguro y como resultado nunca logramos cumplir nuestros sueños.

Hoy tienes una excelente oportunidad de tirar a la basura todas tus excusas y comenzar a hacerte responsable de tu propia vida, aprovéchala.

Para tener éxito hay que hacer muchas cosas pero también hay que dejar de hacer algunas y en este caso tienes que dejar de dar excusas, extermínalas hoy mismo.

¿Estás listo para exterminar tus excusas? Cuéntanos en la parte de los comentarios de qué manera te ha ayudado dejar de dar excusas ¡Gracias por compartir!

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *