2

Exageradamente paciente

Si estás pensando en abrir un negocio o te encuentras a punto de iniciar cualquier proyecto, debes saber que estás entrando a un juego de tiempo prolongado. Esto no es como un partido de fútbol de noventa minutos o una carrera de cien metros planos que finaliza en algunos segundos. Esto es un juego de larga duración, es ir de un maratón tras otro maratón, tras otro maratón, tras otro maratón, tras otro maratón. En este campo hay muchos jugadores pero ellos nos son tus rivales, contra la única persona que compites es contra ti mismo. Tampoco gana el que consiga más objetivos ni gana el que termina más rápido, en este juego gana el que aguanta la respiración más tiempo. En este juego la única regla y la clave para triunfar es que tienes que ser exageradamente paciente. Evidentemente no naces con esta habilidad, de hecho, toma mucho tiempo desarrollarla. Pero si la logras dominar es totalmente seguro que ganes el juego. Parece sencillo porque has recibido a través de los medios de comunicación historias de personas que se vuelven famosas, adineradas y exitosas de un momento a otro y validas estos mensajes porque te proyectas en ellas y satisfaces temporalmente tu ego. Pero los logros no se dan de un día para otro, el éxito de la noche a la mañana no existe, el juego es de largo plazo y tienes que ser exageradamente paciente para ganarlo. Los niños son exageradamente impacientes, algunos padres los han acostumbrado a tener lo que desean en el momento que quieren pero la vida no funciona así. Este niño cuando crece, se vuelve un  joven con deseos de ganar el juego y piensa que en el momento de abrir un negocio ya estará facturando miles o millones de pesos. Piensa que en el momento que se trace un objetivo tiene que cumplirse automáticamente porque mira a su emprendedor favorito luciendo autos de lujo en sus redes, conferencias en todos lados y un “perfecto” estilo de vida. Pronto este joven al no ver resultados inmediatos abandonará el juego y perderá por no haber desarrollado activamente su paciencia. En el deseo de demostrarles algo a tus papás, a tu novia o a tus amigos surge la impaciencia y se silencia lo que realmente importa, otros actúan como si la vida fuera a terminar mañana y piensan que si no llegaron a sus objetivos hoy, nunca llegarán. Las perspectiva adecuada es en términos de lo que lograrás en diez, veinte y treinta años, pero la clave es que sepas qué es lo que quieras lograr y caminar hacia ese lugar con la base sólida de la persistencia  y siendo exageradamente pacientes. Lo bueno toma tiempo y lo que vemos de la gente exitosa ahí afuera es solo un porcentaje mínimo de su realidad, lo que no vemos, es todo el tiempo que les tomó desarrollar su ética de trabajo, mentalidad, resistencia y buenos hábitos y definitivamente la paciencia es el súper poder de las empresas, las marcas y los emprendedores más exitosos. Evidentemente llegarás a donde quieres llegar, no te desesperes, fija tus objetivos, trabaja duro por ellos, no te detengas y sé exageradamente paciente.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

2 comentarios

  1. Me encanta el título. Excelentemente paciente. Creo que es una definición y descripción muy completa de éxito en pocas palabras.

    • Hola Massiel! Muchísimas gracias por tu comentario. Totalmente de acuerdo contigo y veo que tu ya has hecho consciente la importancia de desarrollar esta herramienta para el éxito. Te mando un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.