2

El despertar de la mente

El despertar de la mente

¿Alguna vez has sentido que cada día que pasa es igual al anterior?

En el dos mil catorce, leí un libro que cambió totalmente mi manera de pensar y de hacer las cosas. El libro se llama Padre rico. Padre pobre. En él, se define a la manera de vivir un día tras otro de la misma forma, como la “carrera de la rata”.

Por más de 28 años viví corriendo esa carrera, casi todos los días de la misma manera, sin que sucedan cosas nuevas o relevantes.

Simplemente iba reaccionando ante las cosas que acontecían de repente, en otras palabras, vivía una vida reactiva. No tenía ni idea de que las personas podemos hacer y lograr cualquier cosa que queramos.

Es como si al nacer, el doctor hubiera presionado un botón en mi espalda, para que comenzara a vivir como la mayoría de las personas lo hace.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar | Suscribirse: iTunes | iVoox

 

Nunca cuestioné la educación que me dieron mis padres, a final de cuenta ellos sabían por qué me estaban educando de esa manera y me refiero a la educación formal: ir a la escuela (por lo menos 25 años), conseguir un empleo bien pagado y jubilarme a los 60 años o más para “comenzar a disfrutar de la vida“.

No es que ese tipo de educación este mal, de hecho a mi papás les funcionó muy bien esa educación, el problema con esa fórmula, es que dejó de funcionar para la gente hace más de cincuenta años.

Y lo peor de todo, es que hasta el día de hoy, la mayoría de los padres siguen creciendo y educando a sus hijos con esta misma fórmula.

De nuevo, estudiar mucho, sacar buenas calificaciones y trabajar duro, no están ni cerca de ser el secreto del éxito en la vida desde hace más de cincuenta años y posiblemente nunca lo fue.

Como resultado de seguir pensando de esa manera, tenemos una sociedad insatisfecha que en su mayoría y en el mejor de los casos, tiene un trabajo que no le gusta, con un jefe que no soporta y realizando una cantidad de trabajo mayor a lo que percibe de salario.

Si te encuentras en una situación parecida y crees que no hay otra alternativa, más que adaptarte para poder sobrellevar tu trabajo de una manera más positiva, déjame decirte que la vida no tiene porque ser un sufrimiento, nuestra meta nunca debe ser soportar las cosas que odiamos, por el contrario, tenemos que descubrir las cosas que amamos hacer, la vida se disipa en un instante cuando hacemos cosas que no nos gusta, y no porque ya te encuentres en ese camino significa que no puedas tomar un camino distinto.

La vida está repleta de caminos alternos para elegir cada día y no es tan difícil como parece ir por una nueva ruta, simplemente, necesitas tomar la decisión de hacerlo.

¿Qué cosas son las que siempre has querido hacer? ¿Escribir un libro? ¿Viajar por el mundo? ¿Comenzar un negocio? Adelante, solo tienes que tomar la decisión, es así de sencillo.

No te preocupes si aún tienes trabajo de 7 de la mañana a 6 de la tarde, no tienes que presentar una renuncia a tu jefe hoy mismo.

Mucha gente trabaja para invertir en su negocio o para aprender habilidades que les van a servir para arrancar su propio emprendimiento, por ejemplo, Ray Kroc, fundador de la cadena de hamburguesas Mc Donalds, trabajaba vendiendo licuadoras mientras edificaba la cadena de restaurantes más famosa del mundo. O Robert Kiyosaki, quien mientras vendía fotocopiadoras Xerox, crecía su negocio de vienes raíces con las comisiones de sus ventas.

Realmente se pueden hacer las dos cosas, yo mismo lo estoy haciendo, trabajo en una empresa de lunes a viernes pero tengo un negocio que atiendo en las tardes y tiempos libres y escribo en este blog donde publico semanalmente artículos sobre mi pasión que son los negocios, el desarrollo personal y el éxito y así poder dar conferencias los fines de semana.

Todo se puede, no escuches a las voces que dicen que para ser PRO en algo, tienes que dejar por completo las cosas que haces, indudablemente el objetivo final, es dedicarte al 100% en lo que te gusta, pero comenzar el camino hacia tu objetivo, lo puedes hacer en paralelo con otras actividades, te lo garantizo totalmente.

Espero que estés leyendo este artículo y que esté funcionando para despertar tu mente, y que puedas darte cuenta que el mundo que conoces no es el único que existe.

En este mundo, en tu vida, hay muchísimas cosas para disfrutar y a las que puedes tener acceso. Cosas que no están separadas para unas cuantas personas, pero por no estar consciente que también las puedes hacer tuyas, te las estás perdiendo.

Este día, es el momento perfecto para darnos cuenta que el éxito no es exclusivo, ni está reservado para un puñado de personas elegidas por el destino, el universo no tiene preferidos, porque el destino se lo traza cada persona con sus propias acciones.

Hoy te invito a despertar tu mente de ese estado mental en el que te encuentras atrapado y que construyas tu propio destino cada día con pequeñas decisiones y comiences a dar los pasos que te llevarán a ese sueño que siempre has tenido.

Para finalizar, me gustaría que comentes en la parte de abajo ¿Cuál o cuáles son esos sueños que has querido realizar? y ¿Qué acción vas a tomar el día de hoy para estar más cerca de él?.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Emprendedor y conferencista. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

2 Comments

  1. Muy cierto, está vida hay que vivirla al
    Máximo. No hacer los días monótonos, incluir en nuestro día a día detalles que nos sorprendan y sobre todo, hacer las cosas que queremos en base a nuestras propias decisiones!! Excelente blog y podcast para no olvidarnos de vivir al
    Máximo y disfrutar nuestros momentos con personas y situaciones que estén en nuestra sintonía :)!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *