0

Documentalistas profesionales

Si tienes un trabajo o un producto para promocionar con el objetivo que te conozcan y tengas interacción con la gente que le guste y puedas venderlo, esto te interesa.

Sin duda alguna todas las personas queremos alcanzar el éxito de cierto modo y hace muchos años en la era pre-digital se creía que lo único que tenías que hacer para lograr tu objetivo era mostrar el producto final, la pieza de arte terminada o el libro publicado. Sin embargo, hoy más que el producto final, el proceso es lo importante. Actualmente tenemos la oportunidad de sacarle ventaja a todas las herramientas tecnológicas  para llegar al mismo resultado de una mejor forma y esto me entusiasma mucho porque quiere decir que cualquiera puede reproducir este modo de operar.

El camino para que te conozcan no es autopromocionarte, el camino es mostrar tu trabajo, no importa a qué te dediques, no importa si eres artista, emprendedor o escritor. Enseñar bosquejos de tus dibujos o mostrar el proceso creativo de tu producto y dejar esos pedacitos de información en internet en forma de fotos, textos en un blog o videos del paso a paso es la fórmula ganadora.

Esto lo domina aquella persona que cuando buscas algún tema en tu red social preferida de pronto encuentras a alguien que lo hace desde hace cinco años y tiene una cantidad de contenido brutal. Luego consumes religiosamente uno tras otro video de él o lees uno tras otro sus artículos y al final te vuelves su fan, te suscribes a su blog, le das “like” en Facebook y en ese punto te has convertido en un comprador potencialmente alto de su producto o servicio.

Esa persona no llegó a ti por publicitarse o autopromocionarse. A esa persona tú mismo la encontraste porque él se colocó en una posición para ser encontrado, compartió migajas de sus ideas, su trabajo y lo que está aprendiendo constantemente. Se ha convertido en un documentalista profesional y eso es lo mismo que tienes que hacer.

Se trata de comenzar con compartir lo que amas y la gente que ama las mismas cosas que tú te encontrará. Piensa en el proceso no en el producto. El proceso son avances como fotos de tu estudio, bocetos, herramientas o inspiración.

Enfócate en compartir y documentar a diario, recoge los residuos de tu proceso y dales una forma interesante para convertir lo invisible en visible. No esperes un día más, no lo dejes para mañana, comienza a ponerte a ti y a tu trabajo ahí afuera, a nivel global, donde te pueden encontrar en cualquier país alrededor del mundo.

¿Qué hacer si crees no tener nada que compartir? Sobre todo en la parte inicial de un proyecto puedes tener la sensación de carencia de contenido para compartir o creer que lo que haces no es interesante pero la realidad es que todos tenemos algo para colocar en el lugar adecuado, por ejemplo, si estás comenzando puedes compartir las cosas que te inspiran y tus influencias. Después cuando hayas avanzado puedes compartir cómo es tu proceso creativo y que métodos utilizas para hacer ese trabajo y cuando finalice tu proyecto además de enseñar el producto final escribe sobre las lecciones que aprendiste y algunas otras cosas que hayas recolectado en el camino.

La idea es documentar las diferentes etapas te tu proyecto con fotos, videos, textos y audios. No se trata de hacer arte como dice Austin Kleon, se trata de hacer un seguimiento de todas las cosas que te rodean.

Esta posición de ventaja se usa desde  hace algunos años y seguirá siendo la forma en la que opere la gente que desee que su trabajo sea apreciado. Así que si quieres que la gente te siga, conecte contigo y te compre, no te promociones, no seas un “spam” humano. Solo sé un documentalista profesional totalmente interesante.

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.