0

¿Cómo desarrollar tu liderazgo personal?

Desarrolla tu liderazgo personal

Se dice mucho que para poder liderar a otras personas, primero debemos saber liderarnos nosotros mismos.

El liderazgo personal, consiste en tomar decisiones clave en cada una de las diferentes áreas de nuestra vida. En otras palabras, debemos saber actuar en los momentos adecuados.

Por ejemplo, ¿Cómo se pone un gimnasio en los primeros días de un año nuevo?

Si has tenido la oportunidad de asistir, puedes ver que el estacionamiento está lleno, en el área de máquinas hay fila para utilizarlas y para entrar a los cambiadores del baño, tienes que esperar por varios minutos hasta que desocupen.

Pero ¿Qué sucede un par de semanas después?

Se puede ver cómo el estacionamiento comienza a quedar libre de vehículos y va disminuyendo el flujo de gente en el gimnasio, conforme pasan las semanas.

Entonces, ¿Que sucedió con todos esos sueños y resoluciones de año nuevo de las personas, para bajar de peso o tener un mejor aspecto físico?

Sencillamente, cada una de las ellas dejó de tomar la decisión de ir a ejercitarse y a lo mejor prefirieron quedarse en su cama acostados viendo televisión, en lugar de pararse, vestirse con su ropa deportiva y lanzarse al gimnasio para hacer lo que sabían que tenían que hacer.

En otras palabras, perdieron la capacidad de liderazgo personal, que les permitiera seguir en busca de esa meta que se habían propuesto.

Por lo tanto, no es lo mismo tener la intención de hacer algo, que realmente tomar la decisión de hacerlo.

No es lo mismo decir que vamos a hacer dieta y a comer más sano, que realmente ir llenar tu refrigerador de alimentos saludables y tener el control de no comer afuera de tu casa comida chatarra, que no te hará bajar de peso.

Para poder concluir exitosamente con las cosas que te propongas, debes manejar las siguientes áreas del liderazgo personal y mientras más dominio tengas sobre ellas, caminaras con mayor credibilidad en la vida:

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar | Suscribirse: iTunes | iVoox

1- Emociones.

Tenemos que saber controlar nuestras emociones para liderarnos a nosotros mismos de manera exitosa.

Este control, está relacionado con saber cuándo podemos compartir nuestras emociones y cuándo guardarlas para nosotros mismos.

Esto no significa que debas negarlas o esconderlas, pero primero debes pensar en los intereses de los demás y no en los que te beneficien a ti únicamente.

John Maxwell dice que “un líder sabe cuándo compartir lo que siente, para que las demás personas aprendan a ver lo que el líder ve y no antepone sus propias necesidades antes las necesidades de las personas o de su equipo de trabajo”.

Por ejemplo, si una persona no ha tenido un buen día, es un verdadero líder si no descarga su mala energía con algún compañero o una persona de su equipo. Por el contrario, se mantiene ecuánime y controla esas emociones para no afectar el trabajo que se esté realizando o el lugar en donde tenga esa posición de liderazgo.

2- Tiempo.

Desarrollar la habilidad de la administración del tiempo, es un poco complicado, pero saber hacerlo te garantiza un buen liderazgo personal.

Saber manejar tu tiempo, es igual a cumplir con el compromiso de inicio y finalización de un proyecto, en lugar de estarlo posponiéndolo o perdiéndolo, en cosas triviales como en el uso excesivo de las redes sociales o viendo series en televisión. Por supuesto hay tiempo para todo, pero debemos siempre elegir realizar las cosas importantes, antes de hacer actividades triviales.

Existen muchas formas para aprender a manejar y administrar el tiempo, pero también es muy importante aprender a no perderlo y para eso vamos a pensar en el tiempo como una moneda fraccionaría.

A nadie le gusta perder dinero, por lo tanto, podemos ver desde ese punto de vista nuestro tiempo.

Por ejemplo, si dices que vas a ahorrar durante dos años para comprar un automóvil, puedes referirte a que ese auto te va a costar dos años. Por lo tanto,  si no ahorras dinero porque lo utilizaste para comprar cosas insignificantes, te costará más de dos años comprar ese automóvil.

Antes de realizar alguna actividad, pregúntate si vale la pena “gastar” tu vida en eso.

3- Prioridades.

Es muy importante que prioricemos nuestras actividades más importantes del día.

Durante varios años una de mis actividades favoritas en mis ratos libres y en mis ratos no tan libres, era jugar xbox.

Lo dejé de jugar hace más de 3 años, y no es que haya perdido el gusto por jugarlo, pero el hecho de que me guste no necesariamente significa que lo tenga que hacer.

Actualmente jugar xbox en mis ratos libres no me ayuda a crecer ni mejorar alguna aspecto en mi vida, por lo que ese tiempo libre lo utilizo para leer libros, porque esa actividad me ayuda aprender cosas nuevas y eso me da ideas para escribir más y mejores artículos, que benefician a mis lectores como tú.

Por esa razón, así como debes tener una lista de cosas por hacer, también es imprescindible tener una lista de cosas que debemos dejar hacer.

Identifica las actividades que no están ayudando a avanzar en tus proyectos personales y profesionales y ten la disciplina y el liderazgo sobre ti, para dejarlas por un lado.

4- Energía.

De manera general, cuando somos jóvenes no reflexionamos sobre el tema de la energía.

Hace muchos años, yo podía festejar cualquier fiesta durante un día y medio sin dormir.

El día de hoy, a pesar de tener 30 años y estar relativamente joven, me es totalmente imposible realizar eso. Primero porque es una pérdida total de tiempo y segundo porque me sentiría con tan poca energía al día siguiente que me sería imposible realizar las actividades de un día normal.

Hace 10 años, podía estar despierto por casi dos días y me sentía como si nada al tercer día.

Pero ahora, me doy cuenta que no siempre iba a tener 20 años y sé que tampoco voy a tener 30, 40 o 50 siempre.

Por lo tanto, debemos controlando nuestra energía durmiendo bien. Y por dormir bien me refiero a que es importante dormir al menos 6 horas, pero si es posible debemos dormir las 8 horas cada día.

5- Pensamientos.

El ritmo de vida que actualmente vivimos, no nos permite detenernos para reflexionar las cosas que hemos hecho a lo largo del día.

Ni siquiera el momento que nos encontramos en el baño, nos damos permiso para reflexionar un poco sobre nuestros asuntos, en lugar de eso, metemos el teléfono celular y nos dedicamos a seguir usando las redes o alguna otra aplicación.

Hay personas que tienen unos segundos libres entre que dejan de hacer una actividad y pasan a otra y casi de manera automática agarran su teléfono celular para revisar sus estados en las redes sociales o ver sus conversaciones de whatsapp.

Hace poco más de 3 años, descubrí el gran valor que te puede aportar un podcast y durante esos años no me movía hacia ninguna parte en mi automóvil si no era escuchando un podcast o un audio libro.

Pero a pesar de lo bueno que estar escuchando algunos programas y aprendiendo cosas nuevas por ese medio, llegó el punto que me sentía saturado de información, pero no podía dejar de escucharlos cada vez que tenía un tiempo libre.

Un día me di cuenta de que no me había dado nada de tiempo para reflexionar sobre mis propios asuntos, incluso sobre las lecciones y aprendizajes que me habían dejado algunos podcast.

Hasta que comencé con darme media o una hora en el día para meditar sobre decisiones importantes que debía tomar.

Si en tu caso, no tienes tiempo de darte este tiempo en la semana, enlista las cosas sobre las que deseas o necesitas reflexionar y separa un tiempo el fin de semana para ocuparte de este tema.

6- Vida personal.

Hay un paradigma con el que hemos vivido durante mucho tiempo, que dice que para que una persona sea exitosa en algo, tiene que sacrificar otra área de su vida, por ejemplo su vida familiar, su salud o su vida espiritual.

En una ocasión, escuché una encuesta que se hizo para la televisión, donde se les preguntó a 100 personas qué elegirían entre tener éxito o ser felices. Aproximadamente el 75% respondió que preferirían ser felices.

Pero lo interesante de esto, no es cuántas persona contestaron lo uno o lo otro, sino que de verdad pensaran que solo podían elegir una opción.

Pero lo cierto es que podemos y debemos elegir las dos cosas.

Debes lograr disfrutar tu vida personal ya sea que tengas esposa, hijos o incluso contigo mismo en un momento de soledad. De lo contrario, cosecharas un impacto negativo en esas áreas.

Es un hecho que para poder influir en las personas de cualquier área en la que tengas una posición de liderazgo, necesitas liderarte a ti mismo primero.

¿Cómo esperas a que tu hijo te haga caso de que no fume, si le dices que fumar es malo y  le estás hablando de todas las consecuencias negativas que tiene hacerlo, mientras tienes un cigarro en la boca? ¿Imposible verdad?

Cuando más seguro estés de lo que haces, tendrás mayor posibilidad de alcanzar el éxito.

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Emprendedor y conferencista. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *