0

Deliciosa serendipia

Pocket

serendipia

De forma serendípica, acabo de aprender la definición y la magia de la serendipia.

¿Qué es la serendipia?

Para nada es un antojito, aunque suene como si lo fuera.

Serendipia “es la virtud de hacer hallazgos afortunados según avanzamos en la vida”.

Eso sí, son momentos que cuando llegan te dejan un gran sabor de boca.

¿Cómo experimenté la serendipia?

Hace más de 10 años en el 2005, acababa de entrar a la carrera de ingeniería electrónica, mi única meta en ese momento era salir a divertirme, terminar la universidad como pudiera y conseguir un trabajo seguro.

Un amigo con el que estudié desde que teníamos seis años, me fue a buscar después de una clase de la carrera de ingeniería industrial.

Vino súper emocionado conmigo para enseñarme un libro que le dio su maestro.

Definitivamente leer no era una prioridad en aquel momento. Yo solo quería ser parte de la sociedad de alumnos para entrar gratis en la próxima fiesta y pasar mis materias como pudiera, por lo tanto, no le presté mucha atención a la amable recomendación de mi amigo.

Pasaron los años, me gradué, conseguí un medio empleo en el sector eléctrico y me casé en julio de 2014.

Para ese tiempo, mi medio trabajo peligraba por una reforma energética que propuso el gobierno federal en turno, básicamente se decía que mucha gente perdería su trabajo, entre esos, yo.

En ese momento estaba aterrorizado porque no tenía ni idea de qué haría si me llegaban a despedir.

Por más que pensaba, no podía descifrar la solución a mi problema.

Después de unos meses, sin razón alguna, estaba revisando el librero de mi mamá y vi el lomo de un libro que me llamó mucho la atención porque el color se me hacía conocido.

Lo tomé y vi que efectivamente era el libro que mi amigo me había enseñado aquel lejano 2005.

Lo comencé a leer y ahí estaba, mi anhelada respuesta a la pregunta de qué haría si me despedían de mi trabajo.

Primer Serendipia

Inesperadamente me encontré con una solución que estaba buscando pero que no tenía idea de donde vendría, ni qué forma tenía.

De no haber sido por ese momento con mi amigo, yo no hubiera identificado el libro y quizá no lo hubiera tomado del librero.

¿Qué paso después?

A partir de ese momento se desataron más momentos serendípicos.

Una de las respuestas que encontré en el libro fue “no dependas de un trabajo, haz tu propio negocio porque el mundo demanda que busques la libertad financiera…”

La incógnita ahora era, qué negocio iba a hacer.

Ya tenía algunas opciones como un food truck de pizzas (en ese tiempo no estaban de moda) o dedicarme a la construcción como mis hermanos, pero un día me tocó trabajar con un amigo que de hecho invité a mi boda.

Y comenzamos a platicar de por qué él tenía una camioneta tipo pickup.

Me dijo que la compró con el objetivo de usarla como herramienta para algún negocio en el futuro pero no estaba totalmente seguro qué podía hacer.

Por alguna razón, comenzamos a platicar de mi boda y la Megacarpa que contraté para cubrir mi evento.

Mi amigo me dijo que estaba muy bonita, no conocía ese tipo de carpa y su tamaño era impactante, también dijo que en algún momento de su vida pensó tener un negocio de renta de carpas pequeñitas.

¡Otra serendipia!

En ese momento le pregunté si estaba interesado en que hagamos un negocio de renta de Megacarpas, a final de cuenta yo conocía proveedores y estaba empapado de la información del mercado por todo lo que aprendí haciendo mi boda.

Sin pensarlo me dijo que si y comenzó la planeación.

Durante cuatro meses estuvimos buscando una persona que nos vendiera una estructura para poder comenzar a rentar, pero nadie nos quería hacer el equipo, porque no querían que seamos competencia.

Casualmente, con la única persona que no habíamos hablado era la que me dio el servicio para mi boda.

Al final hablamos con él, nos vendió el equipo y en febrero nació Grupo Farro Carpas, una empresa de renta de carpas y tarimas para eventos sociales y empresariales, ese mismo mes, firmamos nuestro primer contrato de renta y ahora esa persona es nuestro principal cliente.

A forma de conclusión

Creo que mientras nos encontremos en busca de una meta, aparecerán las respuestas de forma serendípica, incluso es posible que después de un revés venga esa respuesta, inspiración o idea que estemos buscando.

Definitivamente, este tema me apasiona porque me pongo a pensar que todo fue una serie de eventos afortunados, desencadenada desde que estudié con mi amigo en primero de primaria cuando teníamos seis años, incluso las cosas que no dependían de mi ayudaron para obtuviera mi respuesta.

Y estoy seguro que mientras más personas sigamos nuestros sueños y estemos enfocados en hacer realidad nuestras metas, vamos a seguir disfrutando de estas deliciosas serendipias.

Ayúdame a crecer, compartiendo esta publicación en tus redes sociales ¡gracias!

Pocket

Fabricio Mena

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.