2

Cuando naces sin dones extraordinarios

André Agassi a los 7 años

Hace 4 años aproximadamente, antes de comenzar a bloguear, era menos que un neófito en relación al bloggin y el podcasting.

Palabras como plug-ins, mailchimp y ninja forms eran tan desconocidos para mí como lo son los caracteres chinos.

Pero yo veía a los bloggers que admiro y la manera en que se desempeñaban en sus plataformas online y sentía que yo también podía compartir mi pasión a través de un blog y lo quería hacer, pero desde el punto que me encontraba al punto que quería llegar había mucha distancia.

Esa distancia estaba comprendida en su 95% por falta de conocimientos técnicos, desde qué era un dominio o un host hasta la elección del mejor micrófono para grabar un podcast.

Entonces, la solución para poder lograr lo que yo quería, era ver qué cosas me hacían falta, aprenderlas y aplicarlas. Cuatro años después, tengo un blog en el que ya escribí en 5 meses, 21 artículos con este y un podcast que se puede descargar cada lunes en iTunes y iVoox.

Por supuesto, para poder lograr lo que han alcanzado los emprendedores que admiro, me falta muchísimo, de hecho me encuentro como en el 1% del camino que hay que recorrer para poder vivir de un blog como muchos lo han hecho, sin embargo, aprendí lo necesario para poder colocarme en ese camino y es algo que quiero continuar haciendo porque me gusta mucho.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

Así que mi objetivo con este artículo es que veas que un paso indispensable para lograr cualquier sueño que tengas es aprender lo que hace falta para que llegues ahí, en otras palabras, una de las principales inversiones que tienes que hacer cuando comienzas un emprendimiento o algo nuevo, es la inversión en ti mismo.

Muchas personas creen que la razón por la que otras personas han logrado materializar sus sueños es porque nacieron con talentos y dones fuera de este planeta que obtienes por suerte o por obra del destino.

Pero la realidad es que cualquier persona que ha logrado algo extraordinario y haya tenido éxito en la realización de un sueño, no nació teniendo las habilidades necesarias para materializarlo.

Por ejemplo, Andre Agassi se convirtió en el tenista número uno del mundo en 1995, sin embargo, Andre confesó en su libro autobiográfico Open, que practicó desde los 7 años con una maquina escupe pelotas, devolviendo al día 2500 pelotas a 180 km/hr.

Haciendo unos cálculos sencillos, desde que Agassi comenzó a practicar tenis a los 7 años, devolvió en total, dieciocho millones de pelotas hasta el día que llegó a ser número uno.

Antes de saber esto, yo hubiera pensado que él nació con un gen o un don especial para jugar tenis, pero ahora con esta información estoy seguro que él desarrolló esa habilidad con base en el trabajo diario y la constancia para ser un extraordinario jugador de tenis.

En otras palabras, Agassi, simplemente aprendió lo elemental para alcanzar una meta y lo logró.

También hay gente que quisiera realizar cosas que no tienen mucha relación con lo que estudiaron o a lo que se dedican actualmente y por lo tanto lo ven imposible.

Por ejemplo, hay contadores públicos y quisieran escribir un libro de ciencia ficción o quizás hay otras que son veterinarios pero quisieran ser youtubers y hay quienes no estudiaron nada y quisieran crear uno o varios negocios.

La buena noticia es que para lograr las cosas que quieres y has soñado tener, no necesitas pedirle permiso a nadie y tampoco necesitas tener una constancia que avale o diga que ya se te permite realizar tus propios sueños y como ya vimos, tampoco es cuestión de haber nacido con dones extraordinarios y habilidades que se adquieren por casualidad.

Por lo tanto, cuando elijas un sueño o te decidas a cumplir uno que tenías guardado desde hace muchos años, enlista las cosas que no tienes y que necesitas aprender y desarrollar para realizar ese sueño. Comienza lo más pronto posible y al igual que Agassi decídete a pagar el precio para poder materializar tu sueño.

¿Qué te falta desarrollar para alcanzar tu sueño? Escríbelo en la parte de abajo y comparte este artículo con las  personas cercanas a ti !Gracias¡

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Emprendedor y conferencista. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que diseñes para ti.

2 Comments

  1. Una entrada muy necesaria, para todos los que no tenemos demasiada idea, pero intentamos aprender lo necesario, para conseguir nuestro objetivo. Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *