0

Cuando la ayuda te encuentra

ayuda

En su libro “Pasos hacia la cumbre del éxito”, el doctor Camilo Cruz escribió que uno de los pasos fundamentales para dar y lograr nuestros objetivos, es encontrar “quién te puede ayudar”.

Otros escritores señalan este paso como la importancia de encontrar un mentor o mentores,con el objetivo de guiarte y te enseñen las rutas que ya han recorrido para evitarte dolores de cabeza innecesarios.

Escuchar esto es más fácil que pensar cómo hacerlo.

Por ejemplo, cuando comencé mi negocio de renta de carpas y traté de dar el paso de encontrar un mentor que me ayude en mi camino, no sabía por dónde empezar.

Es verdad que hay autores que argumentan que un buen mentor lo puedes encontrar hasta en forma de libro, sin embargo, es posible que no existan libros en algunas áreas de interés.

Por ejemplo, no he dado con el libro especializado en renta de carpas y tarimas.

Y por esa razón se complicaba mi meta de encontrar a alguien para recibir ayuda en mi camino.

Comencemos por la pregunta ¿para qué sirve un mentor, es completamente necesario conseguir uno?

Un mentor, es alguien que te brinda apoyo para que alcances tus objetivos de forma exitosa.

En cuanto la necesidad de tener uno, pienso que no lo es, sin embargo, el camino hacia tus metas será más tardado.

No se trata que te evite dificultades porque esas siempre las habrá, pero su consejo te ayudará a tomar mejores decisiones para enfrentar los problemas que surjan.

Las ventajas de un mentor son muchísimas, entre ellas se encuentran:

  • Mayor experiencia y conocimiento en su campo de desarrollo.
  • Mayores y mejores contactos.
  • Una visión más amplia de los procesos y el entorno en el que se busca el éxito.

Ahora lo realmente difícil es cómo encontrarlo, quién será aquel ángel que acepte ayudarte y le tome tanto interés a tu vida y a tu proyecto, “sacrificando” y utilizando su valioso tiempo en ti.

Muchas veces me hice la pregunta, pero desafortunadamente o afortunadamente, encontrar un mentor no es cómo ir al supermercado y elegir una lata de atún.

Al menos en mi experiencia, fue algo más inesperado.

Desde que comencé mi negocio conocí a esta persona que se dedica a lo mismo, él tiene más de diez años en el sector de eventos sociales, de hecho, a él le compré mi primer equipo de renta.

Gracias a esta interacción constante con entre nosotros, hizo que poco a poco se estrechara una relación de amistad.

En ocasiones le pedía consejos pero siempre elegía qué cosas preguntarle y qué cosas no, por miedo a que me niegue su ayuda.

Un día, platicando sobre mi proyecto, me dijo sinceramente lo que pensaba y la forma en la que había manejado ciertas situaciones, de pronto, se ofreció de una forma honesta a mentorearme.

Si ves, antes de eso no tenía ni idea de cómo encontrar un mentor, ni donde conseguir una persona que me ayude con mi proyecto, sin embargo, la ayuda llegó.

Quizá porque esta persona vio alguna virtud en mí que lo motivó a apoyarme o porque me vio preparado de cierta forma para aplicar los conocimientos que él me podía dar.

Esto me recordó un poco a la historia de “El hombre más rico de Babilonia”.

En esta historia,  el ciudadano Arcad le pidió consejo al prestamista Algamish para que alcanzara su misma riqueza.

Después de una serie de consejos y aproximadamente tres años de trabajo por parte de Arcad, Algamish le heredó gran parte de su riqueza porque sentía que tenía los conocimientos necesarios para manejarla.

Toda esta ayuda que me ha brindado mi mentor y amigo, han sido un verdadero regalo que me ha ayudado a aprender y a entender ciertos aspectos del negocio que no había tomado en cuenta.

Es increíble como en cuestión de  tres o cuatro meses su mentoreo y orientación han ayudado al crecimiento de mi negocio y la forma más eficiente de gestionarlo y le agradezco infinitamente lo que ha hecho por mí.

Por último quiero comentarte que el mentoreo es sin duda alguna, una parte muy importante para ayudarte en el proceso de tu camino al éxito personal y profesional.

Así que deseo que los encuentres pronto en un buen libro en las personas que se crucen en tu camino.

Y tú ¿has tenido algún mentor?

Share and Enjoy !

0Shares
0

Fabricio

Emprendiendo, escribiendo y compartiendo. COMUNICADOR COMPETENTE de la organización Toastmaster International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.