0

Comunicador competente: Toastmasters

comunicador competente

Quiero compartir con ustedes que hace unos días tuve el honor y la gran oportunidad de presentar mi proyecto número diez en el club Toastmasters Oradores de Élite.

Esto significa finalizar un curso que me acredita como comunicador competente, lo cual es el paso inicial hacia el objetivo de ser un orador o conferencista profesional, sueño que nació hace más de tres años.

En este proyecto hablo sobre mi experiencia en el club y los cambios que he podido lograr gracias al método Toastmasters.

A continuación el texto sobre el que desarrollé mi presentación:

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo).

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

“Un sueño no se hace realidad mágicamente, se necesita sudar, determinación y trabajo duro” – Collin Powell

De niño era un gran soñador, soñé con ser arquitecto, veterinario, actor famoso, un cantante internacional y hasta un power ranger (el verde).

Esos sueños se fueron disolviendo a medida que fui creciendo por varias razones, sin embargo en el 2006 cuando cumplí 20 años vi a un grupo de reggaetón cantando en vivo y me impactó la manera en que se desenvolvían en la tarima, como brincaban y animaban a la gente.

De repente algo sucedió dentro de mí.

El sueño de ser cantante renació y dije yo quiero y puedo hacer eso.

AL final, el sueño se cumplió y fueron tres años y medio increíbles de cantar, grabar canciones, firmar algunos de los discos que nosotros mismos  hacíamos, salir en radio, televisión y tuve la oportunidad de cantar frente a audiencias enormes como en el carnaval.

Ahí estaba en la tarima  cantando, bailando y brincando frente miles de personas.

Escuchando esto pudieran pensar que soy la persona más extrovertida del mundo.

Sin embargo hacer todo eso era un sufrimiento para mí, por mi exceso de timidez.

Así es, yo era como una cebolla y mis lentes y ropa eran las capas cubrían en el centro a un Fabricio tímido y penoso.

Así pasó el tiempo y me quedé en otro lapso de no creer que podía lograr algo que me gustara, hasta que por otras circunstancias de la vida, comencé a soñar de nuevo y comencé a soñar en grande.

Ahora soñaba con ser escritor y dar conferencias por todos lados.

Sin embargo había retos que superar, ¡muchos retos!

Por ejemplo, la timidez, no saber expresarme y mi falta de confianza.

Me ponía nervioso incluso platicar frente a una persona desconocida, entonces no entendía de qué manera yo podía pararme en un escenario y hablar frente a un grupo de personas.

Lo peor es que en mis sueños eran miles de personas, ósea que creía  que era imposible lograrlo.

Pero mi sueño seguía vivo y comenzó a pasar el tiempo y me empecé a frustrar porque yo sabía que podía lograrlo pero no sabía por dónde empezar ni cómo superar todas mis limitaciones.

Comencé a tener problemas personales porque solo pensaba en eso y literalmente me estaba afectando en todos los sentidos.

Un día me dijeron que existía un lugar donde podía aprender hablar en público.

Por un momento me sentí muy feliz porque creía que había encontrado algo que me podía ayudar.

Pero aún con la información no me sentía seguro, quizás por el miedo de que no funcione.

Procrastiné otros 5 meses y en junio decidí contactar al responsable del club Toastmasters Oradores de Élite, él me invitó a una sesión regresando de vacaciones para comenzar en septiembre del 2016.

Un año de sesiones después estaba parado frente a una audiencia más o menos de 20 personas en la preparatoris 3 donde presenté oficialmente mi primera conferencia.

He participado dos veces como maestro de ceremonias en concursos estatales de oratoria.

Tengo un blog donde escribo sobre los temas que me gusta hablar que de hecho este mes cumplió un año y además entrevisto a personas exitosas para saber sus historias y aprender de ellas.

Por ejemplo:

Y hoy estoy aquí parado frente ustedes, con los misma timidez pero ahora sé que mi capacidad de expresarme y mi autoconfianza se elevaron a un nivel superior que ni yo mismo me creo.

Los nervios siguen conviviendo conmigo segundos antes de cualquier entrevista o presentación, sin embargo, estos nervios desaparecen por arte magia cuando hago lo que tengo miedo. Ósea no me paralizan me motivan a  seguir hacia adelante.

Y todo eso es gracias al método Toastmasters y a este club.

Uno de mis libros favoritos es “El monje que vendió su Ferrari, ahí se dice que el propósito fundamental de la vida es entregarnos a los demás y hacer que la vida de los otros sea mejor gracias a nosotros.

Creo que estamos en una posición privilegiada para hacerlo. A través la comunicación.

Mi sueño nació por una conferencia, escuchando ideas de una persona que aportó valor a mi vida y de esa misma manera yo quiero plantar una semilla en las personas para que entiendan lo que son capaces de lograr y sé que voy por buen camino.

Quizás muchos de ustedes están en una posición similar a la mía (refiriéndome a los presentes en mi presentación), así que les puedo decir que no dejen de practicar ni de presentar sus proyectos, realmente es la única medicina para curar sus miedos, preocupaciones y mejorar su habilidad para comunicar.

Enfréntense a ellos, no hay excusa que valga, simplemente háganlo.

Y como siempre digo al final de mi programa.

“Atrévete a vivir la vida que has soñado para ti”

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *