0

11 lecciones que aprendí de “Como un hombre piensa, así es su vida”- Parte II

Como un hombre piensa, así es su vida - Parte II

Hoy quiero compartir contigo la segunda parte de las once lecciones que aprendí del gran libro de James Allen “Como un hombre piensa, así es su vida” (si todavía no lees la primera parte, entra aquí):

7. Nadie recibe aquello que desea y por lo cual reza, sino lo que justamente gana. Sus deseos y oraciones sólo son gratificados y respondidos cuando armoniza con sus pensamientos y acciones.

El mensaje principal de la ley de la atracción ha sido muy importante en mi vida. Sin embargo lo había entendido de una manera equivocada.

Según yo, para conseguir algo, bastaba con quererlo y pensarlo.

¿Sabes cuándo iba a conseguir lo que quería?

NUNCA.

Es verdad que para lograr una meta, tienes que saber cuál es y por su puesto debes desearla.

Pero gracias a James Allen entendí que estos no son efectivos a menos que hagamos algo para conseguirlo.

Lo mismo sucede en cuanto al trabajo, las relaciones y el amor.

De las cosas que pienses, solo vas a conseguir lo que estés dispuesto a hacer. Y lo que hagas estará relacionado con los pensamientos que tengas.

8. No atraemos lo que queremos, sino lo que somos.

Hay una frase que dice “somos el promedio de las cinco personas con las que nos juntamos”.

Pienso que es verdad, es probable que después de unos años ya te comportes igual que ellas, sin embargo, esas cinco personas llegaron a tu vida porque tenían algo en común desde un inicio.

¿Cómo son esas personas? ¿buenas, malas, emprendedoras, flojas?

Ya sabes cómo eres.

9. Las personas están ansiosas por mejorar sus circunstancias, pero no están dispuestas a mejorarse a sí mismas; por lo tanto, se mantienen encadenadas.

Bronnie Ware en su libro “De qué te arrepentirás antes de morir: Los 5 mandamientos para tener una vida plena, dice que el principal arrepentimiento de los pacientes terminales es “ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”.

Esto es algo terrible, porque mueres desesperado y frustrado.

¿Qué necesidad hay de eso, cuando tuvieron toda una vida libre para hacer lo que querían?

Lo que sucede es que mucha gente quiso cosas, pero no estuvo dispuesta a pagar el precio para lograrlo.

Para conseguir una meta, hay que aprender cosas nuevas.

Si quieres ser escritor, tienes que aprender a escribir, si quieres dinero, tienes que trabajar y si quieres bajar de peso tienes que comer saludable, ser disciplinado y salir a hacer ejercicio.

Que nadie te cuente lo que se siente estar haciendo las cosas que más nos gusta.

Yo siempre digo al final de mi podcast “Atrévete a vivir la vida que has soñado para ti”, es en serio, ATRÉVETE.

10. El sufrimiento y felicidad de una persona, emanan desde su interior. Como el piense, así es el, como siga pensando, así seguirá siendo.

Podemos tratar hasta el cansancio cambiar a alguien más, porque lo apreciamos y no nos gusta verlo sufrir.

Pero es imposible obligar a alguien a pensar como nosotros.

Una persona débil no puede ser ayudada a menos que lo desee. Y si fuera el caso, nuestra ayuda es la mínima parte para cambiar su condición. La mayor parte para hacerse fuerte, solo depende de ella, de lo que está en su interior.

11. El que atesora una hermosa visión, un ideal noble en su corazón, lo hará realidad.

En tu vida y en la mía no hay límites, no hay imposibles, literalmente todo se puede arreglar y lograr.

Siempre y cuando seamos sinceros, reales y leales con nuestra visión.

Caminemos con confianza y en sintonía con nuestros pensamientos y así estaremos listos para ver nuestros sueños hechos realidad.

¿Ya leíste este libro? Coméntalo en la parte de abajo y comparte este artículo en tus redes sociales ¡gracias!

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Escritor. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que has soñado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.