0

5 claves para una buena digestión

con una buena digestión amaneces feliz

Durante mi infancia y adolescencia tuve la suerte de contar con un proceso digestivo saludable.

Sin embargo, a partir de los 18 años comencé a sufrir varios padecimientos en el tracto gastrointestinal, a pesar de no ser enfermedades graves, han afectado de manera negativa el ritmo natural de mis actividades durante el día.

La verdad es que no soy médico y tampoco este es un blog de nutrición, pero gracias a esas malas experiencias, sé que es importante procurar una buena salud en el sistema gástrico, porque si no funciona como es debido, da pie a que aparezcan otras enfermedades, deteriorándose de manera severa tu calidad vida.

Además, el estado físico y la salud son un área muy importante para tener un desarrollo personal integral.

Entre las molestias más comunes que afectan a la mayoría de las personas se encuentran el estreñimiento, la diarrea y los gases.

Por lo general, estos problemas están relacionados con una alimentación desbalanceada, un ritmo de vida acelerado y el exceso de tensión.

Como resultado, se comienzan a atraer otros problemas a tu vida, como los cambios emocionales, incomodidad y preocupaciones, perdiendo el enfoque que necesitas orientar hacia cosas más importantes, como las metas que quieres lograr.

Es importante saber que tienes una buena digestión, cuando la comida que consumes circula a través de los ocho metros del sistema gastrointestinal, que van desde la garganta hasta el recto sin ningún esfuerzo consciente y sin molestias evidentes.

Si eres de las personas que padecen algunos de los síntomas mencionados y quieres mejorar tu proceso digestivo, aprovechando todos los nutrientes que lo alimentos te deben proporcionar para tener energía y encarar los retos que enfrentas cada día, te comparto:

5 claves que me han servido para tener una buena digestión.

(Para escuchar el podcast dale clic a “Play” en el botón abajo. Si deseas leer en vez de escuchar el podcast puedes seguir leyendo abajo.)

Ir a descargar Suscribirse: iTunes | iVoox

1- Comer alimentos sanos

Parece un poco obvio y de hecho lo es, porque nosotros sabemos las cosas que nos hacen daño ingerir, como la comida chatarra, la comida muy condimentada y grasosa.

Sin embargo, continuamos consumiendo este tipo de comida sabiendo que no es bueno para el funcionamiento normal de nuestro cuerpo.

Hay una frase que dice que tú eres lo que comes y la lógica es que si tú comes demasiado picante, vas a lastimar tu sistema gástrico y eso afectará de manera directa a tu digestión porque su irritación evitará que absorba los nutrientes de los alimentos y esto dará origen a una diarrea.

En otras palabras si comes “basura” no vas a eliminar “flores”.

De hecho, no tengo que poner una lista de alimentos saludables, tú ya sabes cuales son y solo tienes que ponerte a su disposición de una manera balanceada.

Tampoco quiere decir que te tengas que privar de por vida de los antojos que por lo general no son saludables, pero si quieres gozar de una buena digestión, tienes que minimizarlos al punto de ingerirlos como máximo, una vez por semana.

2- Ingerir fibra

La primera vez que llevé un proceso dietético para bajar de peso fue en el 2014.

En este proceso aprendí la importancia de ingerir fibra para tener una buena digestión.

Su función principal es darle volumen a las heces para que el colón las mueva con facilidad a través de sus contracciones naturales, de lo contrario si las heces no obtienen el volumen suficiente, llegan al intestino grueso de forma pequeña y dura por lo que requerirá de contracciones más fuertes y más trabajo para que pase a través de él.

También aprendí que su consumo en exceso es malo y puede causar estreñimiento, pero te invito a que investigues más sobre el tema porque es de suma importancia para tener una buena digestión.

3- Comer de manera balanceada

En ese mismo proceso dietético no solo bajé de peso sino que aprendí a comer bien.

Esto significa que la elección de alimentos no solo se debe basar pensando en la pérdida de peso, también es importante que comiences aprender a comer saludable como un estilo de vida .

En los inicios de la historia del hombre, nuestro sistema gastrointestinal fue evolucionando para comer lo que pudiera, pero por suerte estamos en uno de las mejores tiempos de nuestra vida, donde tenemos la libertad de elegir lo que se nos antoje y si esa elección la haces de manera balanceada, es seguro que conseguirás una digestión saludable.

Una de las cosas más importantes que aprendí es que cada comida debe tener un alimento del “plato del buen comer”, este plato es una representación gráfica de los alimentos que se deben comer como los cereales, las frutas y verduras y los alimento de origen animal con las leguminosas.

Y combinarlos es la mejor manera de que tu sistema digestivo asimile los nutrientes que tiene la comida y deseche de manera efectiva lo que no le sirve.

4- Tomar al menos dos litros de agua

A pesar de que es la bebida más pura que existe, posiblemente es la que menos tomamos.

Así que te invito a que por lo menos tomes esos dos litros de agua al día porque el agua disuelve las grasas y las fibras solubles para ayudarlas pasen de manera más fácil por el tracto digestivo.

La mejor manera para crear el hábito es tomar un litro antes y un litro después de las 12 del día, a partir de eso ya los puedes incluir como bebida para acompañar tus alimentos en el desayuno, la comida y la cena.

5- Caminar 20 minutos

El ejercicio es parte fundamental para tener una buena digestión porque reduce el estrés que está relacionado con problemas intestinales y actúa como un masaje sobre el intestino grueso, lo cual ayuda a tranquilizar los problemas intestinales.

No se trata de que corras un maratón ni que vayas tres horas al gimnasio.

Es suficiente caminar durante 20 minutos al día a un ritmo constante y sin hablar.

Mucha gente puede decir que no tiene 20 minutos pero sí para ver el capítulo de una serie que dura entre 30 y 40 minutos.

De verdad, 20 minutos al día los puedes encontrar en cualquier momento, simplemente tienes que crearte el hábito porque es tan fácil como escoger tus 8 canciones favoritas o un buen podcast (como este) , ponerte unos tenis y dar dos o tres vueltas al parque más cercano de tu casa, además no gastas dinero y también te mantendrá con una buena condición física y un peso saludable.

Como puedes ver, no hay un gran secreto para gozar de una buena digestión, se trata en su mayoría de tener buenos hábitos y analizar si nos queremos sentir bien o nos queremos sentir mal.

También es importante recalcar que estas claves funcionan para padecimientos leves de los síntomas señalados.

Pero si en tu caso tienes problemas como estos y otras dolencias crónicas, debes acudir con un especialista para que traten tus dolencias más a fondo, ya que pudieran dar paso a úlceras o trastornos con mayor repercusión en tu salud.

¿Que otras claves conoces para tener una buena digestión?

Ten la confianza de platicarlo conmigo en la parte de abajo y te agradeceré infinitamente que lo compartas a otras personas para agregarles más valor ¡GRACIAS!

Fabricio Mena

Autor del blog fabriciomena.com. Emprendedor y conferencista. Mi meta es ayudarte a que comiences a vivir la vida que diseñes para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *